Jueves, 21.02.2019 - 17:49 h

¿Cómo puede Másmóvil, con menos clientes y beneficios, comprar Yoigo?

La compra de la compañía telefónica por parte de Másmóvil se apoyará en una ampliación de capital por importe de 230 millones de euros.

Esta última operación, junto a la compra de Pepephone recientemente, pretende colocar al conglomerado en el cuarto puesto del sector.

Industria abre expediente sancionador a Yoigo por subir sus tarifas sin informar de forma adecuada

La compañía de telecomunicaciones Másmóvil ha adquirido el 100% de Xfera Móviles (Yoigo) por unos 612 millones de euros -podrían ser más dependiendo de las variables- y tras adelantarse en las negociaciones a la británica Zegona.

Másmóvil cuenta con 480.000 usuarios y 130 millones de beneficio en 2015, pero ha logrado comprar a Yoigo, con 3,2 millones de abonados y ganancias por 854 millones de euros -siendo la primera vez que obtenía beneficios en España-. La operación permitirá mejorar la red de Másmóvil -que usa la de Orange- utilizando la propia de Yoigo y ahorrar en costes por las sinergias.

Así, y junto a la compra de Pepephone por 158 millones -que dispone de 500.000 usuarios- en los últimos meses, el grupo pasará a tener 4,2 millones de clientes de móvil y una base de alrededor de 70.000 clientes de banda ancha. Estas cifras les sitúan en el cuarto puesto del sector, por detrás de Telefónica, Vodafone y Orange.¿Cómo ha financiado la operación?

La compra de Yoigo por una empresa más 'pequeña' viene propiciada por la pérdida de exclusividad de la firma británica Zegona, propietaria de Telecable. Las negociaciones con TeliaSonera, el principal accionista de la compañía de telefonía móvil, comenzaron después y Másmóvil decidió pujar por Yoigo. Por lo que Yoigo llevaba tiempo con el cartel de 'Se vende'.

Una fusión que no ha sorprendido del todo, ya que incluso en la presentación de los resultados de 2015, el consejero delegado de Másmóvil, Meinrad Spenger, reconoció que Yoigo es un "activo interesante" porque es complementario a Másmóvil.

Por su parte, Yoigo califica la operación como "una gran oportunidad en términos de aunar activos técnicos y talento. Se consolida así el cuarto operador y se garantiza la competencia en el mercado". Una fusión que venía de lejos y más dentro del proceso de concentración del sector.

Pero no sólo con la intención de "aunar" esfuerzos se logran acuerdos. Para que la negociación llegase a buen puerto Másmóvil solicitó a sus accionistas una ampliación de capital de 230 millones, aunque en principio iba a ser de 90. La junta general de accionistas decidirá el jueves si aprueba la ampliación.

Uno de los factores más importantes ha sido la deuda de TeliaSonera, ya que la empresa sueca poseía una deuda era 3,3 veces superior a sus ganancias. Un hecho que provocó la salida al mercado de Yoigo en España y su inevitable adquisición.

Además, Másmóvil financiará la operación con una combinación de deuda y capital, con cerca del 40% del total como capital e instrumentos híbridos de capital y el restante 60% como deuda, tanto senior como subordinada.

Por si fuera poco, el grupo de capital riesgo Providence apoyará financieramente la operación al convertirse en uno de los accionistas de MásMóvil. Respaldando parte de la ampliación de capital de 230 millones y comprando los bonos convertibles que el grupo de telecomunicaciones emitirá.

La realización de la operación depende de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que afirma a lainformacion.com que todavía no han notificado las cifras de la operación a la CNMC, pero que no tendrían que acudir a Bruselas ya que la operación no supera el tamaño tipificado. 

Ahora en Portada 

Comentarios