Viernes, 23.08.2019 - 22:42 h
Posee inmueble por todo el territorio español

¿Qué es y cómo funciona Sareb, el 'banco malo' de España?

Pese a su nomenclatura no es una entidad financiera, sino una sociedad de gestión de activos compuesta, en su mayoría (55%), por capital privado.

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen
¿Qué es y cómo funciona Sareb, el 'banco malo' de España?

La venta de viviendas por parte de los bancos es algo bastante común en la actualidad y una de las entidades que se vienen a la cabeza es Sareb, el denominado ‘banco malo’ que vende casas y pisos, aunque también locales, oficinas o suelo, que fueron traspasados por las entidades que recibieron ayudas públicas. Sin embargo, y a pesar de su denominación, Sareb no es un banco, sino "una entidad privada con el mandato público de vender los inmuebles adquiridos a las entidades en crisis".

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) fue creada en 2012 para ayudar a sanear el sistema financiero español y, además, su constitución era una de las condiciones para recibir ayuda financiera por parte de Europa. En concreto, con la creación de esta entidad se ponía el foco en aquellas entidades en problemas debido a su gran exposición al sector inmobiliario.

Una de las cuestiones que más confunden acerca de la Sareb es su titularidad, ya que no pertenece al Estado, pero sí cuenta con su aval. La entidad tiene mayoría de capital privado, el 55%, aunque el principal accionista es el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), de titularidad pública y que cuenta con el 45% del capital. Esto implica que los activos de su cartera no han sido comprados por el Estado, el dinero de todos los contribuyentes, sino que han sido pagadas con deuda emitida por la compañía. Solo en caso de que la compañía no respondiese a sus responsabilidades, el Estado, como aval, tendría que hacerlo.

El objetivo de Sareb se limita a desinvertir los activos que tiene en cartera, la entidad no tiene ficha bancaria, ni concede hipotecas, por lo que no se puede considerar un banco. La denominación de ‘banco malo’ proviene de otros países, como EEUU o Alemania, donde a las entidades con la misma función se les denomina ‘bad bank’, aunque tampoco se constituyen como bancos.

Sareb no vende solo pisos embargados por entidades financieras, sino que su cartera está constituida por préstamos a promotores y activos inmobiliarios. En 2012, cuando se constituyó, recibió casi 200.000 activos procedentes de nueve cajas de ahorros, de los cuales el 80% eran préstamos a promotores y el 20% inmuebles. Además, la entidad no cuenta con créditos a particulares, solo aquellos de empresas que sean superiores a 250.000 euros, y activos inmobiliarios adjudicados por encima de los 100.000 euros.

Comprar un inmueble a Sareb

La gestión y comercialización de estos activos está delegada a cuatro entidades (Altamira Asset Management, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia), ya que Sareb no es una entidad financiera y no cuenta con red comercial.

Comprar un inmueble es igual de sencillo que a través de otras inmobiliarias. Debes acceder a la página web de Sareb, realizar la búsqueda de acuerdo a tus preferencias y, en caso de estar interesado en alguno de los inmuebles ofertados, contactar con la agencia que lo comercializa. El resto de contratos, impuestos, formalizaciones, etc, tienen las mismas obligaciones que al adquirir cualquier otra propiedad. En la actualidad,  Sareb cuenta con inmuebles (viviendas, oficinas, suelos, fincas, entre otros) por todo el territorio español, especialmente en la costa Mediterránea y en Madrid, que oscilan entre los 8 millones y los 20.000 euros. Además, también ofrece alquiler.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios