Debate con patronal y sindicatos

Guía para entender qué pasa con la subida del salario mínimo en 2021

Los sindicatos apuestan por acercar el salario mínimo a los 1.000 euros en 2021, mientras la patronal rechaza el incremento en un momento de crisis como el actual.

ayuda 430 euros para parados
Guía para entender qué pasa con la subida del salario mínimo en 2021
Canva

Pensiones, subida de impuestos, SMI... las nuevas cuentas públicas para 2021 siguen perfilándose y, hoy por hoy, son varios los frentes que se presentan en el Gobierno. El último nombrado, el del salario mínimo interprofesional, está siendo objeto de debate, entre sindicatos, patronal y hasta dentro del propio Ejecutivo. Veamos, a continuación, una breve guía al respecto. 

¿Cuál es la postura del Gobierno?

La o las posturas. Porque lo cierto es que dentro del Ejecutivo hay voces que abogaban por no subir el SMI y otras que apuestan por lo contrario. Sin ir más lejos, durante el día de ayer, fue el Ministerio del Trabajo el que se desmarcó oficialmente de lo que defendía el área económica del Ejecutivo al asegurar ante los agentes sociales que descarta por completo una congelación del salario mínimo en 2021. 

Por su parte, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó a principios de esta semana que se antoja "imprescindible" acompasar la subida del SMI a la situación económica actual de crisis de la pandemia, tras el aumento del 30% de los dos últimos años. 

Entonces, ¿de cuánto sería la subida? 

Esa es todavía la principal incógnita. Lo que parece claro es que el objetivo con el inició la legislatura este Gobierno de subir el SMI a 1.200 euros queda aún lejos, más aún teniendo en cuenta la crisis económica y la incertidumbre que se ha generado como consecuencia de la pandemia de la Covid-19. 

Así las cosas, la intención inicial del Ejecutivo era alcanzar los 1.000 euros mensuales, pero fuentes conocedoras de los contactos informales que se mantienen estos días avanzan que la cifra podría quedarse por debajo, "en algún punto entre los 950 euros actuales y esos 1.000 euros de referencia" y apuntan a una "subida simbólica" que no haga demasiado daño al tejido productivo.

La postura de los sindicatos: subida mínima

Desde los sindicatos, que esperan que el lunes el Ministerio concrete la subida, han abogado por elevar el SMI y han situado sus mínimos. El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha planteado al Gobierno una subida del 5%, hasta los 1.000 euros, al tiempo que ha dejado claro que rechazará su congelación o, incluso, una subida "que vaya caminando hacia el 0,9%", proporción en la que subirán las pensiones y los sueldos de los empleados públicos el próximo año, tal y como se ha establecido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Aunque "hay margen para buscar un encuentro y un compromiso en la negociación", UGT recuerda al Gobierno su compromiso de cumplir antes de que termine la legislatura con la recomendación de la Carta Social Europea, de situar el SMI en el 60% del salario medio, lo que supone unos 1.100 o 1.200 euros mensuales.

La CEOE insiste en el "no" 

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido este miércoles en que "no toca" subir el salario mínimo interprofesional (SMI) para 2021 y deja claro que ésta "es una competencia del Gobierno y será responsabilidad suya lo que tenga que hacer". En una entrevista en Onda Cero, Garamendi ha asegurado que en la reunión que mantuvo este martes el Ministerio de Trabajo con representantes de patronal y sindicatos el Gobierno no trasladó en cuánto quiere situar el próximo año el SMI, actualmente en 950 euros.

"Para una parte del Gobierno parece que es una (cifra) y no lo sé de la otra", ha dicho el líder de los empresarios, después de que el martes el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, asegurara que el SMI no se congelará el próximo año, mientras que la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, pedía "prudencia".

¿Y el Banco de España? 

Según publica este miércoles, La Información, la patronal se ha quedado sin el principal soporte documental que esperaba utilizar de ariete para plantarse ante la intención del Ministerio de Trabajo de ejecutar una nueva subida del suelo salarial en España para 2021, en plena crisis económica provocada por la Covid.

Fuentes de la CEOE lamentan que la nueva ofensiva gubernamental para aproximar la referencia hasta los prometidos 1.000 euros mensuales les haya cogido sin un paper de referencia al que agarrarse, donde una institución independiente como la Autoridad Fiscal o el Banco de España traduzca a cifras el pernicioso impacto sobre el empleo de la sucesión de subidas del SMI de los últimos años.

Mostrar comentarios