Lo califica de Usura

Qué son las tarjetas 'revolving' y por qué las ha declarado nulas el Supremo

Foto de archivo: tarjetas de crédito
Foto de archivo: tarjetas de crédito
Canva

El de las tarjetas 'revolving' era, junto con el de las hipotecas IRPH que salió justo el pasado martes, uno de los fallos más esperados del sector bancario. En esta ocasión, el Alto Tribunal ha fallado en favor del consumidor con respecto a ese caso que enfrentaba a un cliente con la entidad Wizink por un préstamos asociado a este tipo de tarjetas con un interés del 27%. La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha acordado la nulidad del contrato por unanimidad al considerarlo usura. 

El sector financiero tiene unos 14.000 millones de euros en préstamos con tarjetas de crédito, entre las que se incluyen las 'revolving', de acuerdo con los últimos datos disponibles. El interés medio es del 19,67%, muy por encima del 6,66% que los bancos aplican de media a los créditos al consumo, de acuerdo con el BdE

Qué son, exactamente, las tarjetas 'revolving'

Las tarjetas 'revolving' son un tipo de tarjeta de crédito que ofrece al cliente aplazar el importe pagado en plazos. Este tipo de financiación se diferencia del resto de créditos en que no se paga el importe utilizado a final de mes, sino que la deuda pendiente se fracciona en plazos para su devolución, bien a través de un porcentaje de la deuda existente o como una cuota fija.

Así, al igual que ocurre con el resto de tarjetas de créditos, se puede hacer uso de la 'revolving' haya o no saldo porque el dinero que se utiliza no es de los titulares como tal, sino del banco. En concreto están asociadas a una línea de crédito que después se cobrará a los clientes.

¿Por qué son peligrosas las tarjetas 'revolving'?

Su funcionamiento puede convertir el producto en peligroso si no se conocen bien sus características y no se planifica el riesgo de sobre endeudamiento.

Como explica el Banco de España, su peculiaridad reside en que la deuda derivada del crédito se ‘renueva’ mensualmente: disminuye con los abonos que haces a través del pago de las cuotas, pero aumenta mediante el uso de la tarjeta (pagos, reintegros en cajero), así como con los intereses, las comisiones y otros gastos generados, que se financian conjuntamente.

Mostrar comentarios