Rebaja de expectativas

  • La Bolsa española ha caído hoy un 2,12 % después de acusar las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en las que ha negado que la institución tenga la intención de comprar deuda soberana de forma masiva si se alcanza un acuerdo fiscal en la cumbre de mañana.

Raimundo Díaz

Madrid, 8 dic.- La Bolsa española ha caído hoy un 2,12 % después de acusar las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en las que ha negado que la institución tenga la intención de comprar deuda soberana de forma masiva si se alcanza un acuerdo fiscal en la cumbre de mañana.

Así, el BCE ha protagonizado una sesión que inicialmente estaba asignada a la expectación por la reunión del Consejo Europeo, inaugurada esta tarde.

El BCE pretendía hoy aliviar la difícil situación que viven los mercados de la zona del euro con dos medidas: la rebaja en un cuarto de punto de los tipos de interés, que han vuelto al 1 %, y la puesta en marcha de dos nuevas operaciones de inyección de liquidez para facilitar el crédito a los hogares y las empresas.

Sin embargo, han sido otros dos anuncios del BCE los que han determinado la evolución de la sesión: la negativa a adquirir deuda soberana de forma masiva y la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento en la zona del euro, que apuntan a una posible contracción en 2012.

Así, las grandes bolsas europeas se han mantenido relativamente estables hasta pasadas las dos de la tarde, cuando han comenzado a caer al mismo tiempo que se conocían las declaraciones de Draghi.

Al cierre del mercado, la Bolsa de Milán perdía un 4,29 %; la de París, un 2,53 %; la de Fráncfort, un 2,01 %, y la de Londres, un 1,14 %.

También los mercados de deuda se veían afectados por las noticias de hoy.

La prima de riesgo española -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán a diez años y el equivalente nacional- terminó la sesión en 379,8 puntos básicos, 47 más que ayer, con una rentabilidad del 5,81 %.

La prima de riesgo italiana ha ganado 56 puntos hasta cerrar en 445, mientras la belga terminaba la sesión en 265 y la francesa en 134.

Los mercados europeos -tanto de valores como de deuda- habían disfrutado de varias sesiones de tranquilidad y buenos resultados desde que comenzaron a conocerse las propuestas para la cumbre.

Estas hojas de ruta pasaban por una mayor disciplina fiscal -con sanciones inmediatas para quienes incumplieran el objetivo de déficit, según la apuesta franco-alemana- y reformas en los tratados para reforzar la integración, que serían la base para la creación de los futuros eurobonos.

El optimismo despertado se truncó ayer cuando fuentes del gobierno alemán pusieron en duda que se vayan a alcanzar grandes acuerdos durante la cumbre.

De esta manera, tanto el gobierno alemán como el BCE se han encargado de rebajar las expectativas de un Consejo que se había vendido como trascendental y que prometía "refundar" el euro.

Y las bolsas, que abrieron son subidas esperanzadas en que ese reinicio fuera efectivo, se han desplomado cuando los propios protagonistas han avisado de que puede que no sea para tanto.

A pesar de las pérdidas, la Bolsa española ha celebrado la adjudicación de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), intervenida por el Banco de España, al Banco Sabadell.

El Banco Sabadell ha liderado hoy las subidas del IBEX con un alza del 4,27 %, mientras que la CAM cerraba la sesión con un avance del 6,35 %.

Mientras tanto, Ebro Foods caía al finalizar la sesión un 4,82 % después de que la familia del Pino anunciara que reduce al 4,538 % su participación en el grupo, en una sesión en la que todos los grandes valores del IBEX registraron pérdidas.

Mostrar comentarios