Jueves, 05.12.2019 - 20:12 h
Huyó de Vietnam con su familia

El refugiado que no sabía inglés y se convirtió en estrella internacional de TV

David Chiem llegó con apenas nueve años a Australia y no sabía nada de inglés, a pesar de ello trabajó duro y se ha convertido en todo un emprendedor.

El refugiado que no sabía inglés y se convirtió en estrella internacional de TV
El refugiado que no sabía inglés y se convirtió en estrella internacional de TV / Youtube

Emigrar de tu país y llegar a uno totalmente nuevo no es un situación fácil y, además, se complica con barreras como el idioma o la precariedad. Sin embargo, superar este momento y revertir la situación es posible y ejemplo de ello es David Chiem, quien al llegar a Australia como inmigrante no sabía ni una palabra de inglés, pero en poco tiempo se convirtió en el primer asiático-australiano con un papel principal en la televisión convencional. 

David Chiem nació en Vietnam pero con apenas 9 años tuvo que huir con su familia, primero a un campo de refugiados en Malasia y, después, a Australia, como recoge News.com.au. Llegaron al país como 'boat people', el término que hacía referencia a los refugiados que huían de Vietnam en barco tras el final de la guerra que dejó el país devastado y provocó una salida masiva de su población. 

La adaptación no fue fácil para Chiem. En su primer día el profesor le llamó "estúpido" tras preguntarle en varias ocasiones por su nombre y que este fuese incapaz de responderle. No fue un acto de rebeldía, sino que no entendía nada de inglés. Pero los padres de Chiem siempre apostaron por su educación y le animaron a continuar con esfuerzo. Años más tarde, y ya con mayor conocimiento del idioma, comenzó a destacar en los estudios y finalmente acabó estudiante medicina. 

Sin embargo, parece que el camino de Chiem no era ser médico y a los 13 años tuvo una oportunidad que cambió su trayectoria profesional. Su hermano escuchó en la radio que buscaban a un chico asiático de unos 13 o 14 años para una nueva serie australiana y, al comentárselo de broma a Chiem, este se planteó la posibilidad de presentarse. 

La idea no fue mala porque consiguió el papel y se convirtió en el primer asiático-australiano en tener un papel principal en la televisión convencional, apareciendo en pantallas de televisión de todo el mundo. Su aparición no fue anecdótica y comenzó a participar en más series. Aunque esto tampoco pareció ser su última decisión profesional.  

Proyecto educativo

Durante su primer día en la Australian Film Television and Radio School, el discurso del directo de la escuela inspiró a Chiem para plantearse un nuevo proyecto, esta vez educativo, que no estuviese enfocado a memorizar, sino a aprender un oficio. Así, en 1988 fundó MindChamps enfocado a un método de aprendizaje temprano basado en neurociencia, psicología, educación y teatro.

La idea ha funcionado y, tras abrir el primer centro en preescolar, la empresa ha alcanzado un valor de 180 millones de dólares y continúa expandiéndose por todo el mundo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING