Retraso de una hora en el primer tren de alta velocidad Cantón-Pekín

  • El primer ferrocarril de alta velocidad entre Cantón y Pekín, que cubre la línea más larga del mundo de trenes bala, llegó hoy a su destino con una hora de retraso debido al hielo y la nieve que afectan a los raíles en su tramo más septentrional.

Pekín, 26 dic.- El primer ferrocarril de alta velocidad entre Cantón y Pekín, que cubre la línea más larga del mundo de trenes bala, llegó hoy a su destino con una hora de retraso debido al hielo y la nieve que afectan a los raíles en su tramo más septentrional.

Según informaron los periodistas del diario "South China Morning Post" que viajaban a bordo del tren, éste llegó a la Estación Sur de Pekín a las 18.55 hora local (10.55 GMT) tras nueve horas de viaje, una más de lo previsto.

Debido a las bajas temperaturas en el norte del país (hasta 17 grados bajo cero en Pekín) el tren ralentizó en muchos tramos su velocidad punta de 300 km/h por precaución, informaron los reporteros.

En otros tramos, para intentar compensar la pérdida, el tren aceleró hasta velocidades próximas a los 310 kilómetros por hora.

En cambio, el primer tren en destino contrario, de Pekín a Cantón, partió de la capital una hora antes, a las 9.00 hora local (1.00 GMT), y llegó a su destino sin contratiempos, tras 7 horas y 59 minutos de viaje.

La línea, de 2.298 kilómetros, casi dobla la que hasta ahora tenía el récord mundial en la alta velocidad, los 1.318 kilómetros del ferrocarril Pekín-Shanghái que se inauguró en julio de 2011.

Ese tren sufrió precisamente muchos retrasos en sus primeros días de operaciones, en ocasiones por causas también meteorológicas (las lluvias torrenciales e inundaciones que afectan China en los meses estivales) pero también porque algunos viajeros fumaron clandestinamente en los baños, disparando sistemas de seguridad que frenaron el vehículo.

Mostrar comentarios