Domingo, 21.04.2019 - 10:56 h
Estadística Impuesto de Sociedades 2016

Revés al plan fiscal de Sánchez: grandes empresas ya pagan un 19% en impuestos

Los datos de Hacienda revelan que los grandes grupos empresariales pagan un tipo medio del 19% en Sociedades, por encima del nuevo 'suelo' del 15%.  

Gráfico Tipo medio Impuesto de Sociedades 2016
Gráfico con los tipos medios que pagan en el Impuesto de Sociedades distintos tipos de empresa

La aparatosa maniobra del Gobierno para meter en cintura la supuestamente reducida fiscalidad de las grandes grupos empresariales españoles mediante la introducción de un suelo de tributación mínimo del 15% sobre la base imponible del Impuesto de Sociedades ha sido puesta en cuestión por las estadísticas oficiales a las pocas semanas de pactarse entre el Gobierno y Podemos. 

Los últimos datos oficiales publicados por la Agencia Tributaria, correspondientes al ejercicio de 2016, revelan que el tipo medio pagado por los 5.000 grandes grupos empresariales censados por Hacienda fue del 19%, holgadamente por encima de ese mínimo fiscal del 15% comprometido por el Gobierno para obligar a pagar más impuestos a las más grandes empresas del país.

Lo mismo ocurre con las compañías que la Agencia Tributaria clasifica en el grupo de 'grandes empresas', más de 22.000 sociedades cuya tributación media en 2016 se situó en el 22,8%, más cerca del tipo general del impuesto (25%) que de ese suelo fiscal que el Ejecutivo se ha empeñado en aplicar a todos los grandes grupos empresariales que acrediten una facturación superior a los 20 millones de euros al año.

Tampoco parece que vaya a ser muy eficaz - en línea generales- a la luz de la estadística el suelo impositivo del 18% que Hacienda pretende imponer a las entidades financieras. Con un tipo general del 30% en 2016, los datos de la Agencia Tributaria revela que el tipo medio que pagaron las entidades de  crédito ese ejercicio se situó en el 28,5%.

El matiz viene de que los datos de la Agencia Tributaria no ofrecen más que una foto general y que la casuística tributaria puede situar bajo el umbral establecido por Hacienda a un puñado de grandes empresas y entidades financieras, a las que la fijación de ese suelo sí afectaría.

La 'pequeña' distancia entre base imponible y resultado contable

Si el impacto de ese suelo fiscal en el Impuesto de Sociedades será muy restringido es, principalmente, porque el Gobierno aparcó su intención inicial de aplicar ese suelo sobre el resultado contable y decidió finalmente hacerlo sobre la base imponible, para evitarse entre otras cosas una oleada de litigios tanto dentro como fuera de España.

De hecho, si el Gobierno hubiera mantenido la propuesta formulada en marzo - en su plan presupuestario alternativo - tal y como también pedía podemos el impacto sobre el pago de impuestos de los grandes grupos empresariales habría sido espectacular. Los datos indican que la cuota fiscal abonada por los grandes grupos empresariales en 2016 (6.806 millones de euros) apenas supuso un 6% de su resultado contable. De hacer aplicado un tipo mínimo del 15% la recaudación fiscal en este tramo se habría disparado ese año por encima de los 17.000 millones.

El flujo de recaudación vendrá del extranjero

Las esperanzas recaudatorias del Gobierno con el nuevo Impuesto de Sociedades - nada menos que 1.776 millones de euros extra según sus propias previsiones - deben descansar sobre la limitación al 95% de la exención sobre los dividendos y plusvalías de fuente extranjera, que a día de hoy disfrutan de una exención del 100%.

La Agencia Tributaria no diferencia entre dividendos de fuente extranjera y de fuente nacional, pero sí refleja que la exención por doble imposición de dividendos es el principal motivo de ajuste entre el resultado contable de las empresas y el beneficio que efectivamente se somete a tributación: la base imponible. Para hablar en euros, las empresas evitaron tributar por más de 100.000 millones de euros de sus beneficios por la exención aplicable para evitar que los dividendos percibidos por sus participaciones en otras sociedades pasaran dos veces por caja.

En 2016, la Agencia Tributaria registró actividad de relevancia fiscal en 1.529.289 empresas domiciliadas en España - cerca de 75.000 más que un año antes-, de las cuales casi la mitad (708.081) presentaron un resultado contable positivo, si bien solo 486.828 tuvieron una base imponible positiva y, por tanto, estuvieron sujetas al pago del Impuesto de Sociedades.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios