Falsificó el recibo

Roba el premio de la lotería a su primo: había ganado más de 800.000 euros

La estadounidense Iris Amador reclamó el dinero del premio en el lugar de su primo ya que este quería permanecer en el anonimato y en vez de decirle el valor real, le engañó para quedarse con una parte.

Esta estrategia para ganar el Euromillones es muy efectiva.
Roba el Euromillones a un familiar: había ganado más de 800.000 euros.
©[Martynasfoto de Getty Images SIganture] a través de Canva.com

Ganar la lotería o un premio de Euromillones puede ser una gran alegría, pero también un motivo de conflictos personales. Hay quienes se han arruinado al comprar productos de lujo y terminar endeudados como Lee Ryan que tras conseguir más de 7 millones de euros gastó todo en mansiones, coches e incluso aviones privados y, después de todos estos excesos, acabó viviendo en la calle. Otros, por el contrario, han llegado a demandar a sus familiares o compañeros de trabajo por no compartir el bote ganador. Un caso muy llamativo es el de Tonda Dickerson, una camarera de Alabama que recibió un boleto de lotería como propina y acabó yendo a juicio después de que el resto de la plantilla le denunciase por negarse a compartir el premio.

Una situación muy similar ha ocurrido recientemente en el condado de Nassau (Nueva York), donde una mujer engañó a su propio primo acerca de la cuantía del premio para tratar de quedarse con una parte del mismo. Tal y como apuntan las autoridades policiales, Iris Amador acudió a una administración de loterías para comunicar que tenía un ticket premiado. Este boleto era en realidad de su familiar, que para conservar el anonimato le pidió que lo recogiese en su nombre. Sin embargo, Amador quería sacar un mayor beneficio de este favor y llegó a falsificar los documentos para poder quedarse con gran parte del bote.

Casi un millón de euros

El auténtico ganador, familiar de Amador, compró un ticket de 'rasca y gana' por solo cinco dólares y en ese momento descubrió que el premio era de más de un millón de dólares. Como no quería que nadie de su entorno se enterase de la gran cantidad de dinero que había conseguido, decidió optar por mantener su identidad en secreto y que otra persona acudiese a la administración. Ahí es cuando entró en juego la acusada, a la que prometió una recompensa de 50.000 dólares. Sin embargo, Amador pecó de avaricia y quiso quedarse con una cantidad mayor del bote. Así pues falsificó el recibo indicando que el premio era solamente de 20.000 dólares y le ofreció un sobre incluso con menor cantidad señalando que la diferencia la guardaban para impuestos.

La fiscal del distrito ha comunicado que la joven estadounidense de 32 años ha sido detenida de robar un millón de dólares del premio, que al cambio son unos 800.000 euros. Además del robo, se le acusa también de falsificar los documentos para hacer pasar el premio por una cantidad menor de la que era. Podría enfrentarse a entre cinco y quince años de prisión. "Hemos recuperado más de 300.000 dólares en fondos presuntamente robados que devolveremos a si verdadero dueño", apunta la fiscal.

Mostrar comentarios