Lunes, 27.05.2019 - 05:53 h
Cambio en la cúpula de CEOE

Rosell defiende en su despedida las alzas de salarios y desdeña su coste en empleos

El presidente de CEOE admite las resistencias internas para aprobar el salario mínimo de 1.000 euros en convenio y la maniobra de Sánchez con el SMI.

Juan Rosell, presidente de CEOE
Juan Rosell será relevado el próximo día 21 de noviembre al frente de la Presidencia de CEOE / EFE

"A mi no me gusta hablar a partir de estudios de no sé muy bien dónde, me gusta hablar sobre datos. Y lo que dicen nuestros datos es que la subida de salario mínimo afecta a poca gente y que su impacto sobre el empleo no es relevante". En un encuentro con periodistas a modo de despedida de su etapa de ocho años como presidente de CEOE, Juan Rosell ha defendido la subida de salarios acordada con los sindicatos el pasado mes de julio - cuyo hito más relevante fue el compromiso de llevar el salario mínimo en convenio hasta los 1.000 euros en el año 2020 - y de paso ha cuestionado las predicciones apocalípticas deslizadas a cuenta de la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros pactada por Gobierno y Podemos.

En sus últimas horas al frente de la patronal - dejará de ser presidente de CEOE el próximo 21 de noviembre -, Rosell se ha remitido a las estadísticas oficiales existentes para minimizar el impacto real de la subida del salario mínimo, ya sea la planteada por el Gobierno para 2019 o la pactada con los sindicatos de cara a 2020. Según estos informes, ha argumentado Rosell, el universo de afectados de forma directa por la subida oscila entre los 20.000 y los 220.000, es decir, entre el 0,1% y el 1% del mercado de trabajo, y el número de convenios afectados también es reducido, y no llega a una treintena.

Su argumentación choca con los datos que manejan algunas de las organizaciones sectoriales de CEOE más afectadas por la subida que elevan esa incidencia a tres millones de trabajadores y advierten sobre los efectos que aplicar la subida en un solo año tendrá sobre el empleo.

Es más, considera que tendrá algún efecto positivo sobre el mercado laboral, si se consigue que el salario mínimo se distancie cada vez más de los subsidios por desempleo "porque creará un mayor incentivo a que la gente busque un empleo".

Rosell reconoce que hay algunos sectores más afectados que otros pero cuestiona que vaya a tener un impacto relevante sobre el empleo. El asunto ha resultado controvertido a nivel interno y así lo ha reconocido Juan Rosell, que, de hecho, ha considerado el acuerdo con los sindicatos para recomendar el establecimiento de un suelo salarial de 1.000 euros en los convenios colectivos como uno de sus logros más importantes al frente de la CEOE. Respecto a las críticas que ha recibido por ese acuerdo desde algunos sectores, ha sentenciado: "Siempre he expresado la opinión de CEOE, no la mía propia".

Críticas a la subida "unilateral" del SMI del Gobierno

El presidente saliente de la principal organización empresarial del país ha mostrado no obstante su rechazo al modo en que el Gobierno ha gestionado la subida del Salario Mínimo a 900 euros en una negociación política a espaldas de los agentes sociales y de manera "unilateral".

Aunque entiende que su impacto será relativo, sí espera poder modular la subida a lo largo del año 2019 o incluso retrasarla en el caso de los convenios más afectados para hacerla digerible para las empresas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios