Dudas sobre España

S&P pasa factura a España por la crisis catalana y congela la mejora de su rating

La agencia se inclina por mantener la calificación de BBB con perspectiva positiva y descarta la mejora que había dejado entrever en junio. 

Standard and Poors rebaja a negativa la perspectiva de la deuda rusa
Standard & Poor's congela la mejora de la deuda de España.

La agencia de calificación Standard & Poors decidió este viernes mantener en BBB con perspectiva positiva el rating crediticio de la deuda española y confirmó así la deriva pesimista del sentimiento del mercado que en los últimos días había emitido señales de escepticismo respecto a una eventual mejora del rating español. 

El asunto es que hace escasos meses la mejora se daba por cosa hecha tras la visita a España del analista jefe para deuda soberana europea de la agencia, en la que vinculó dicha mejora a un mantenimiento del 'momentum' de la economía española. Desde entonces éste no sólo se ha mantenido sino que incluso Gobierno y organismos internacionales incluso han mejorado estas expectativas.

¿Qué ha ocurrido para que esta mejora no se haya concretado? En las últimas semanas y al calor del enconamiento del conflicto en Cataluña, actores con peso en el mercado como los bancos de inversión JP Morgan y Nomura, y la agencia de calificación Moody's habían expresado en las últimas semanas sus dudas respecto al enconamiento de la situación catalana y habían sugerido que ésta podría afectar a la consideración de la deuda española en los mercados. JP Morgan incluso sustituyó en su cartera modelo deuda española por portuguesa y alemana.

Las agencias de calificación han permanecido muy atentas a todos estos movimientos. El anuncio por parte del Gobierno de que si el Govern catalán persistía en su intención de celebrar la consulta el 1-O las líneas de liquidez que recibía del Estado, y que evitan la quiebra de las cuentas de la Generalitat, podrían ser bloqueadas desató la inmediata reacción de las agencias que chequearon el compromiso del Ejecutivo con la estabilidad financiera de Cataluña.

En los parámetros de las agencias de rating la calificación de BBB+ o con perspectiva positiva equivale a la puerta de acceso a la zona VIP del riesgo soberano, el nivel A, el de los países cuyas emisiones de deuda se consideran inversiones de bajo riesgo. La deuda española no pisa esos terrenos desde el año 2012.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios