Martes, 31.03.2020 - 15:09 h
Senda de crecimiento abierta

El Gobierno evita fijar la fecha para que el SMI suba hasta el 60% del salario medio

Garamendi se impone y el acuerdo firmado por Pedro Sánchez y los agentes sociales solo implica el incremento del salario mínimo a 950 euros en 2020.

sanchez agentes sociales smi
El Gobierno evita fijar la fecha para que el SMI suba hasta el 60% del salario medio / EFE

El Gobierno no se compromete a fijar una fecha para que el Salario Mínimo Interprofesional alcance el 60% del sueldo medio, tal y como recomienda la Carta Social Europea. En el acuerdo que acaba de firmar el presidente Pedro Sánchez con los agentes sociales se tiene en cuenta este umbral a la hora de determinar la subida anual para este año, que se ha acordado en un 5,56%, hasta los 950 euros mensuales, pero se evita concretar un calendario para alcanzar ese 'SMI ideal' que el Ejecutivo siempre había colocado como meta para el final de la legislatura, en 2023.

Ya lo advirtió Antonio Garamendi: la patronal solo iba a firmar un acuerdo para 2020 y pediría renegociar el SMI cada año, en función de la situación económica del momento. El presidente de la CEOE dejó claro tras la primera reunión con la nueva ministra de Trabajo de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, que los empresarios rechazaban hablar de sendas de crecimiento y únicamente iban a plasmar su firma en un documento que determinase el alza del salario mínimo para este año. 

Y así ha sido. En el acuerdo que han firmado en la Moncloa, además de Sánchez y Garamendi, el presidente de Cepyme Gerardo Cuerva y los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, se fija el SMI para 2020 en 950 euros brutos al mes en 14 pagas, lo que supone un mínimo de 13.300 euros brutos al año y 31,66 euros brutos al día, con carácter general. Además se concretan 44,99 euros por jornada legal en el caso de trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días y 7,43 euros por hora efectivamente trabajada en el caso de empleadas del hogar.

Pero ahí se quedan. Los interlocutores sociales no han puesto negro sobre blanco qué pasará con el SMI a partir del año que viene. Si bien en el documento que se puede consultar bajo estas líneas se constata que "según ha interpretado el Comité Europeo de Derechos Sociales, el umbral del salario mínimo interprofesional debe situarse en el 60% del salario medio de los trabajadores", no se dice cuándo España va a escalar hasta ese nivel.

Y esto a pesar de que distintos cargos del Gobierno y el propio presidente, así como sus socios de Unidas Podemos, han apostado en numerosas ocasiones en público por que el salario mínimo alcance ese 60% de la media salarial al final de la legislatura, es decir, en el año 2023. Esa proporción supondría, con los datos actuales, unos 1.200 euros. 

También los sindicatos habían fijado esa fecha como meta. Tras la firma del documento de apenas una página, Álvarez lo ha calificado de "satisfactorio" y ha asegurado "avanza cuál es la perspectiva que queremos sobre el salario mínimo, ya que continuamos con la expectativa de que en 2023 el SMI se sitúe en el 60% del salario medio de nuestro país". Pero esa fecha no ha quedado plasmada en el texto.

El acuerdo, por tanto, es de mínimos. Abarca solo 12 meses y deberá renegociarse antes de que acabe el año para fijar la cuantía del SMI en 2021. Esto contrasta con el pacto firmado en 2017 con el Gobierno de Mariano Rajoy, cuando sí se fijó una senda de crecimiento para el salario mínimo. En concreto, se estableció un alza del 4% en 2018, del 5% en 2019 y del 10% en 2020, hasta 850 euros al mes.

Ese acuerdo alcanzado entre los agentes sociales y el Gobierno del PP, sin embargo, quedó en papel mojado cuando Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pactaron por su cuenta –saltándose el diálogo social en el marco de las negociaciones para los Presupuestos de 2019– la mayor subida del SMI de la historia, la del 22,3% que situó esta referencia en 900 euros mensuales.

Despliegue gubernamental

En la firma del documento por parte de Sánchez, Garamendi, Cuerva, Sordo y Álvarez han estado presentes además el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. 

Fuentes gubernamentales consultadas por La Información explican que este despliegue de autoridades inusual para este tipo de acuerdos se debe, por un lado, a que Iglesias debía estar presente porque la subida del SMI es un compromiso con el cumplimiento de varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y por otro a que Calviño siempre ha manifestado su apuesta por las reformas fruto del diálogo social y ha acudido como principal representante del área económica del Gobierno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING