Sampaoli, del amor al odio de Chile

  • Del amor al odio hay un paso y el argentino Jorge Sampaoli traspasó esa barrera en su relación con la afición chilena, la que hace apenas seis meses lo veneraba por llevar al país a ganar la primera Copa América de su historia.

La desesperada y errática cruzada que lleva adelante el técnico por desligarse de la selección sin pagar una millonaria cláusula de salida estipulada en su contrato fue el detonante del cambio de ánimo de gran parte de la hinchada local, que tras considerarlo un "héroe" ahora estima que es un "malagradecido".

Sampaoli manifestó públicamente su interés de dejar la banca de la 'Roja' pero aseguró que le era "imposible" pagar la cláusula de salida fijada en su contrato, de más de seis millones de dólares. Sin poder terminar con su contrato, se declaró "un rehén" de la selección chilena, que se aferró al contrato para retener al DT más exitoso de la 'Roja'.

Después de cuatro reuniones de negociaciones, la Asociación Nacional de Fútbol de Chile (ANFP) dio por cerradas este jueves las conversaciones con Sampaoli tras la imposibilidad de llegar a "un acuerdo sensato" con el entrenador.

"La directiva da por cerrada las negociaciones, ya que ha sido imposible llegar a un acuerdo sensato que se enmarque en el contrato", dijo en rueda de prensa el miembro de la directiva de la federación local, Gaspar Goycoolea.

"Se respetará el cumplimiento de los contratos voluntariamente firmados, pusimos todos los antecedentes en manos de un equipo de abogados", agregó el directivo.

"Si la ANFP lo judicializa, nosotros nos vamos a defender", respondió por su parte en un caos de cámaras y periodistas en el aeropuerto de Santiago el abogado de Sampaoli, Fernando Baredes, en el último capítulo de una telenovela que ya tiene cansado a los hinchas locales.

Vestido con el equipo de entrenamiento del combinado chileno, un nervioso Sampaoli vivió el miércoles un día frenético con un arribo a Santiago marcado por insultos de hinchas, que le gritaron "ladrón" y "malagradecido".

En una esperada rueda de prensa que se pensaba sería definitoria y en la que no aceptó preguntas de la prensa, Sampaoli sembró aún más dudas sobre su situación al afirmar que pensaba seguir viviendo en Santiago, sin confirmar si seguiría al frente de la 'Roja' o si renunciaba definitivamente.

Luego, en un periplo de entrevistas con cuatro medios lanzó frases que dejaron en una situación insostenible su continuidad al mando del campeón de América.

"Hoy todo induce a que no", voy a seguir dirigiendo a Chile, le dijo Sampaoli a la cadena FoxSport. Más lanzado afirmó a la radio ADN que "ojalá mañana pueda salir tranquilo de mi casa, que no haya 60 cámaras que me estén persiguiendo como si fuera Al Pacino".

Sampaoli acusa a los medios de dañar su imagen al relacionarlo con el anterior presidente de la ANFP, Sergio Jadue, quien se declaró culpable ante la justicia de Estados Unidos en la investigación por sobornos de la FIFA, y quien fue el que contrató al argentino hace tres años.

Al técnico le irritó especialmente que se haya filtrado a la prensa el millonario contrato que lo liga a la ANFP hasta 2018 y que estipula una cláusula de salida de 6,3 millones de dólares. Además de publicarse que parte de los pagos se le hacían por medio de una sociedad en las Islas Vírgenes británicas.

"Yo sí me manejo por los sentimientos, yo no dirijo por plata", se defendió el técnico en el periplo de entrevistas que ofreció el miércoles.

Sin un técnico y ningún reemplazante a la vista, a la selección chilena se le acortan los plazos antes del reinicio de las clasificatorias al Mundial de Rusia 2018 en marzo, cuando debe enfrentar en Santiago a Argentina reeditando el duelo final del torneo continental que quedó a manos de los hombres de Sampaoli tras una electrizante definición por penales.

"La selección no puede seguir en este estado de inmovilidad", reconoció este miércoles Gaspar Goycoolea, quien integra la nueva directiva de la ANFP liderada por Arturo Salah, que asumió hace diez días tras la intempestiva renuncia de Jadue.

Con o sin Sampaoli, Chile debe recuperarse de un duro tropiezo sufrido en la última fecha eliminatoria en la que cayó por un contundente 3-0 en Montevideo.

Además, enfrentará a mediados de año en Estados Unidos la Copa Centenario.

Desafíos dignos de un equipo de clase mundial que terminó el año pasado en el quinto puesto del ranking de FIFA y que llevó a Sampaoli a disputar el premio a mejor entrenador del año, en triunfos opacados por esta telenovela que por ahora no pareciera tener un final feliz.

gfe-pa/prz

Mostrar comentarios