Martes, 26.03.2019 - 09:22 h
El subsidio para mayores de 52 no se perderá

Sánchez confirma: aprobarán a golpe de decreto medidas laborales antes del 28-A

Ábalos adelanta que no pararán y que el Ministerio de Fomento tiene pensado licitar hasta 10.000 millones de euros hasta el mes de junio. 

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, durante el mitin que ha dado en Sevilla nada más anunciar que habrá elecciones el 28 de abril. / PSOE

"Soy testarudo". El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va a aprovechar su estancia en la Moncloa hasta el último segundo de legislatura y, en este último tramo, las medidas laborales serán especialmente protagonistas. Desde Sevilla, donde ha comenzado la precampaña electoral en todo un guiño del destino (estaba prevista su visita a la capital andaluza antes del mazazo del miércoles a los Presupuestos), el también líder del Partido Socialista ha tenido muy a mano el argumentario: Andalucía es el vivo ejemplo del avance de la derecha y de lo que puede pasar en toda España si se reedita el pacto de PP, Ciudadanos y Vox para toda España.

Se volvería al pasado, alertó, por lo que hay que demostrar capacidad de reacción y a ello se va a dedicar el Gobierno en las próximas semanas. Sobre todo, en el flanco de las iniciativas más sociales, como el subsidio para mayores de 52 años o la cotización de los cuidadores de dependientes, dos medidas que serán una realidad antes de la cita con las urnas, tal y como acaba de confirmar el líder socialista en su primer gran acto de carrera electoral, en teoría, para presentar al candidato de su partido para Sevilla, Juan Espadas, y junto a su ex rival para liderar Ferraz, Susana Díaz, pero al que las novedades de esta convulsa semana han dado una significación mayor.

Toda vez que su Gobierno apenas va a durar nueve meses, un mes y medio de margen como el que tiene por delante es todo un mundo para Sánchez. Aunque, eso sí, tampoco hay que dejar de revindicar lo logrado, porque "en este tiempo hemos hecho mucho más que en siete años del PP". Aun así, ahora toca hablar más de futuro y, en este sentido, ha adelantado que su primera medida, si vuelve a ganar el próximo 28 de abril, será "aprobar unos PGE sociales para cerrar la brecha de desigualdad y precariedad en nuestro país".

Mientras tanto, y como quiera que los únicos Presupuestos que hay son los prorrogados (y que fueron acordados por el PP), el Ejecutivo tendrá que recurrir al decreto para seguir avanzando. Sánchez ha avanzado que, pese al varapalo parlamentario a sus cuentas, el Gobierno logrará que antes de las elecciones se recuperen decisiones como el subsidio para mayores de 52 años o la cotización a la Seguridad Social para los cuidadores de dependientes. Así se lo ha prometido a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sentada en primera fila del acto. 

A esta idea de no detenerse ni un segundo se ha sumado desde Mérida el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha incidido en que el Ejecutivo va a continuar "hasta el último día tomando acuerdos" y "licitando lo que haya que licitar y adjudicando lo que haya que adjudicar". De hecho, ha avanzado que el Ministerio de Fomento va a licitar hasta el próximo mes de junio 10.000 millones de euros, por lo que "no se va a parar nada", y el Ejecutivo va "a actuar con las funciones que le corresponden a este Gobierno hasta el último día", informa Ep.

Solo una hora antes del acto, Sánchez lanzaba en Twitter un corte de su intervención del viernes en Moncloa en la que apelaba a aplicar una "política útil" para la ciudadanía no solo para este año (y ciclo electoral) sino para la próxima década. Responsabilidad, es el nuevo mensaje con el que salta al terreno de campaña el PSOE y así lo explicó durante su intervención de este sábado, más breve que la del viernes en Moncloa. 

Por su parte, y como protagonista en primera fila de lo que es perder el poder de manos de PP, Cs y Vox, Susana Díaz, expresidenta de la Junta, ha reclamado romper con la inercia de la abstención que, según ella, condenó a la derrota al PSOE el pasado 2 de diciembre y ha llevado al poder "a las tres derechas de los dos gobiernos y un guirigay" en Andalucía. "La espina de las tres derechas", ha continuado, que están imponiendo ya su "franquismo económico" con un presidente, Juan Manuel Moreno Bonilla, al que ha calificado de "ineficaz, inútil e indolente", pero al que no arrebata su legitimidad, como sí hacen en su opinión desde el PP a los dirigentes socialistas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios