Lunes, 19.08.2019 - 17:00 h
En su 'programa de Gobierno'

Sánchez entierra la 'tasa Google' y la plantea ahora como un impuesto europeo

El PSOE da marcha atrás en su impuesto 'tech' y se olvida del proyecto de ley que aprobó en enero para gravar a Amazon, Apple, Facebook...

Tim Cook (CEO de Apple) en Moncloa con Pedro Sánchez
Sánchez entierra la 'tasa Google' y la plantea ahora como un impuesto europeo. / EFE

El PSOE ha decidido enterrar la llamada 'tasa Google' de su programa de Gobierno durante esta legislatura. Así consta en 'España avanza', el documento que Ferraz ha presentado este lunes para avanzar en las negociaciones de cara a las votaciones de investidura de Pedro Sánchez los próximos 23 y 25. Ahora los socialistas son partidarios de este impuesto tecnológico pero a nivel europeo. Esta rectificación en una de las medidas más importantes de la política fiscal del Ejecutivo es adoptada tras las presiones ejercidas por Amazon, Facebook, Apple y el resto de tecnológicas que se verían afectadas por esta medida.

Los gigantes del mundo de la tecnología han logrado doblar el brazo al Gobierno de Sánchez y a una de las medidas estrella de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Han sido meses de intensas negociaciones, de presiones, de citas en Moncloa (Tim Cook, CEO de Apple, y Matt Brittin, de Google Europa, llegaron a verse con Sánchez) que han surtido efecto y que han servido para que el Gobierno elimine de su hoja de ruta el impuesto 'tech' tal y como lo había planteado tras ganar la moción de censura.

El proyecto de ley que aprobó el Consejo de Ministros el 18 de enero de este mismo año contemplaba gravar con un tipo del 3% los ingresos generados por servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario. Además, preveían multas de entre 15.000 y 400.000 euros para las empresas que no colaboren en la localización de los dispositivos de los usuarios en el territorio de aplicación del impuesto, es decir, en todo el país. Era todo un torpedo a la línea de flotación de la cuenta de resultados de los grandes y medianos del sector. La convocatoria anticipada de elecciones hizo decaer este proyecto. 

A partir de ahora, lo que Sánchez defenderá será la aprobación de la 'tasa Google' pero "en el ámbito europeo". Es lo que se puede leer en el punto 2.73 del documento programático que salió ayer de Ferraz y con el que pretenden poner en marcha un Ejecutivo "social, feminista, ecologista, europeista y progresista", siempre, eso sí, de cooperación y no de coalición.

Fuentes de las tecnológicas celebraban ayer la decisión del PSOE y recordaban que lo lógico era que el futuro Gobierno hiciera suyas las propuestas planteadas en el seno de la OCDE. En efecto, los ministros de finanzas del G-20 acordaron hace unos días avanzar en un proyecto que acabe con la tributación en función de dónde tengan presencia física las tecnológicas y, a la vez, evite la competencia fiscal entre los diferentes países de la UE. Es de suponer que la 'tasa Google' no se implementará a nivel comunitario hasta, al menos, 2021.

Un impuesto que recibió innumerables críticas

En el proyecto fallido de Presupuestos Generales del Estado de 2019  que salió del Consejo de Ministros el 11 de enero se calculaba que la 'tasa Google' supondría una recaudación de 1.200 millones de euros anuales. Dos semanas más tarde el Gobierno de Sánchez decidió acelerar este impuesto y, junto con el de transacciones financieras, intentar aprobarlos por la vía de urgencia. Entre ambos preveía una recaudación de 2.000 millones.

Sin embargo, desde el principio todo el sector se movilizó para intentar torpedear esta medida fiscal que rompía con las políticas que se están aplicando en otros países de nuestro entorno. Los Amazon, Google o Facebook, entre otros, se movilizaron. También lo hicieron Adigital, la asociación dirigida por José Luis Zimmermann, y Ametic, con Pedro Mier al frente. Todos ellos visitaron el despacho de la directora general de Tributos, María José Garde.

¿Qué buscaban las tecnológicas en Hacienda? Manifestar sus dudas con ese impuesto 'tech' e intentar que decayera. Para ellos era "una chapuza". "No quedan claras muchas cosas y creemos que es necesario mejorar algunas cuestiones", apuntaban desde las tecnológicas. 

Entre los aspectos que generaban dudas se encontraba aclarar si la tasa hubiera afectado y de qué forma a las 'telecos' tradicionales. El documento redactado por Hacienda no lo dejaba claro. Lo mismo ocurría con medios de comunicación que ofrecen servicios digitales. "Son cuestiones que queremos aclarar al Gobierno ya que parece que desconoce algunas cuestiones del sector", apuntaban entonces fuentes afectadas. Ahora se muestran satisfechas con la decisión.

Lo que sí deja claro el PSOE de Sánchez es que la tasa en la que sí pretende avanzar una vez se conforme el Gobierno es la conocida como 'Tobin'. Así, en el documento de Gobierno aprobado ayer en Ferraz se puede leer que una de sus medidas fiscales será "aprobar la Ley del Impuesto sobre las Transacciones Financieras".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios