Lunes, 22.04.2019 - 20:45 h
Comparecencia en el Senado 

Sánchez no renuncia a sus PGE: mejoran las pensiones, la educación y la igualdad

El presidente apela a PP y Cs para que no sean "cómplices de un bloqueo que significa más desigualdad y sufrimiento para la clase trabajadora".

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez habla con sus senadores y con la vicepresidenta, antes de intervenir en el Senado. / Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, todavía no tira la toalla a que sus Presupuestos Generales del Estado para 2019 vean alguna luz al final del túnel parlamentario en el que están metidos en estos momentos. De hecho, es consciente de que, incluso antes de poder aprobar las cuentas, necesita sacar adelante su senda del déficit, para la que el PP ya ha anunciado su veto en el Senado para cuando la apruebe (si es que la aprueba) el Congreso en un primer término. Por todo ello, y porque está convencido de que son unas cuentas "sociales para atender a problemas cotidianos, pero también sientan las bases de la modernización de nuestro país", ha apelado a la responsabilidad de la oposición en la Cámara Alta.

En su comparecencia en el Senado para hacer balance de su acción de Gobierno desde junio, Sánchez se ha dirigido directamente a populares y a Ciudadanos: "Está en su mano ser parte de la solución o ser cómplices de un bloqueo que significa más desigualdad y sufrimiento para la clase trabajadora de nuestro país", ha señalado en referencia al rechazo a las cifras que han de servir de base a los Presupuestos. "Apelo a esta Cámara para que no bloquee unos Presupuestos que benefician a la inmensa mayoría de ciudadanos", ha añadido a la vez que ha defendido sus propias cuentas, a las que ha calificado de "valientes, sostenibles y que cumplen con compromisos europeos".

Es más, son unas cuentas que "devuelven derechos y mejoran la calidad de nuestra democracia", ha resaltado justo para empezar un rápido resumen a las principales medidas que incorporaría el proyecto que, pase lo que pase, se presentará al Parlamento en el mes de enero. Lo primero, es que incorporarán la revalorización de las pensiones conforme a la inflación y la subida de las prestaciones mínimas en un 3%. 

También, y una vez que el Consejo de Ministros del pasado viernes derogó la Ley de Educación del anterior Gobierno, incluirán "la reversión de los recortes en el sistema", así como un aumento de las becas en 536 millones en 2019. Además, habrá 50 millones a partida para material escolar gratuito y se quiere invertir a fondo en la educación entre cero y tres años, punto en el que ha tendido la mano a las autonomías, competentes en esta materia, para complementar esta apuesta. Más allá de la educación básica, ha continuado el jefe del Ejecutivo, los PGE prevén "un incremento muy importante" en I+D y políticas de ciencia.

En cuanto a la fiscalidad, Sánchez reduce toda su política en una sola frase: "Si queremos justicia social debe haber justicia fiscal". A partir de aquí, ha prometido que "el 99,95% de la población no va a pagar un solo euro más" en IRPF y que "tendrán que explicar los demás por qué quieren defender al 0,5% restante". Igualmente, ha recordado los nuevos impuestos a las entidades financieras o a las grandes empresas tecnológicas así como la rebaja del IVA en los productos de higiene femenina y en servicios veterinarios.

En definitiva, se trata de un Presupuestos "marcadamente sociales que benefician a la inmensa mayoría de la población" y, vinculándolo de nuevo a la senda del déficit de la que se sabrá su destino antes de que acabe el año (se habla de que iría al Senado en la última semana), Pedro Sánchez ha terminado su exposición presupuestaria reclamando "sensatez" a los demás partidos. Muy en concreto, a los que ostentan la mayoría en las Cortes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios