Martes, 23.04.2019 - 22:50 h
Continuará con su agenda social

Sánchez no se inmuta ante las amenazas y seguirá adelante con o sin Presupuestos

El Gobierno insiste en que agotará la legislatura y Colau propone a socialistas y soberanistas pactar las cuentas locales, catalanas y nacionales. 

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez saluda al primer ministro de Portugal, António Costa (3i), en la celebración del 20 aniversario de la concesión del Premio Nobel a José Saramago. / Efe

Las amenazas de todo tipo han sobrevolado durante esta semana la Moncloa. Políticas y económicas (con la sombra de la crisis que está creciendo en Italia cerniéndose a este lado del mediterráneo). Una vez de vuelta a España tras su gira por Estados Unidos y Canadá, el presidente Pedro Sánchez se ha encontrado con que sus supuestos socios para sostener la legislatura han recrudecido sus demandas. Pero él no se inmuta. Seguirá adelante pase lo que pase y digan lo que digan los diferentes flancos. Con o sin Presupuestos, su agenda de política para recuperar "la justicia social" no varía. Como ejemplo, el paquete de medidas aprobadas el viernes para atajar la pobreza energética, cuyas novedades se ha encargado el jefe del Ejecutivo de destacar en su cuenta personal de twitter durante la mañana del sábado. 

Por si acaso, tampoco se somete al escrutinio de la prensa (el viernes participó en el South Summit de Madrid con un discurso cerrado) y todas sus valoraciones las deja en manos de sus ministros o en mensajes a través de redes sociales. Tranquilidad y a seguir gobernando, es la consigna expresada en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes, incluyendo en el paquete un extenso informe de la responsable de Economía, Nadia Calviño, justificando los primeros síntomas de la ralentización, y en las declaraciones de cargos socialistas del sábado.

Porque el propio Sánchez no considera que haya ninguna novedad. En una breve declaración realizada en Lanzarote, en una visita junto con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y la viuda de José Saramago, Pilar del Río, a la Casa Museo del escritor luso con motivo de los 20 años de la concesión del Premio Nobel de Literatura, Sánchez se limitó a hablar de las relaciones y los vínculos entre ambos países vecinos. También aprovechó para revindicar el nombre de Saramago por su "compromiso social" y como una persona preocupada por la igualdad "y su humanismo frente al discurso de la exclusión y el odio" que a veces se da en la política. Es decir, un mensaje demasiado sutil como para entender que se da por aludido ante todas las presiones.  

Mientras tanto, su socio prioritario, Podemos celebró el viernes su Consejo Ciudadano y reivindicó tener el mayor protagonismo e incidencia sobre las decisiones nacionales de su corta historia, dando por hecho de que las cuentas saldrán adelante. No lo ven tan claro otros apoyos imprescindibles como los nacionalistas catalanes, sobre todo, tras el rápido deterioro de las relaciones con Cataluña, donde el primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 ha recalentado los ánimos entre los soberanistas y los socialistas. Tras un primer ultimátum lanzado por el presidente Quim Torra de apoyar una hoja de ruta independentista a cambio de su apoyo a los Presupuestos, este sábado el dirigente autonómico reclama hacer políticas "para las personas".

De Cataluña también procede la principal novedad del día, al producirse un nexo entre Podemos y el bloque catalán. Ha sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien quiere unirlos a todos, también al PSOE, al proponer a los partidos "que echaron al PP" (es decir, PSC, PDeCat y ERC) formar un frente común para hacer posible un triple objetivo: aprobar los presupuestos municipales, autonómicos y nacionales. 

En una rueda de prensa tras la jornada 'Municipalisme transformador i del bé comú' de CatComú, ha defendido la necesidad de llegar a un acuerdo "extraordinario global de presupuestos" para garantizar los servicios básicos a la ciudadanía. Ha lamentado que, en el contexto de "excepcionalidad política" de Cataluña, los ayuntamientos han estado solos para hacer frente a necesidades de la sociedad en materias como vivienda, sanidad o seguridad, y ha considerado que la situación ya es insostenible, informa Ep.

En este panorama, y a falta de intervenciones de ministros como ha sucedido en fines de semana anteriores, la valoración meramente política desde el socialismo ha recaído este sábado en el portavoz en el Senado, Ander Gil, quien desde Burgos reafirmó que el objetivo del Gobierno central para agotar la legislatura y presentar un proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019. Que si no se pueden aprobar, se continuará con el mandato hasta el final, pero que hay que aprovechar la flexibilidad que da Europa para invertir 6.000 millones de euros más en las comunidades autónomas en materias como la sanidad o la educación.

Al respecto, Ander Gil ha señalado que si hay partidos como PP y Cs que quieren bloquear esa posibilidad, serán ellos los que tengan que dar explicaciones a la ciudadanía de por qué niegan la opción de poder revertir los recortes acometidos en los últimos años. En cualquier caso y ante la posibilidad de una prórroga presupuestaria, el portavoz del PSOE en el Senado ha recalcado que el Gobierno tomará las "decisiones oportunas", siempre con el objetivo claro de agotar la legislatura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios