Quiere forzar a los independentistas a que se pronuncien

Sánchez no cede: presentará los PGE en el Congreso tras el descalabro en Andalucía

El presidente del Gobierno cambia de decisión y presentará las cuentas tras meses intentando persuadir a las fuerzas soberanistas.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno
Pedro Sánchez finalmente si presentará las cuentas. / Ep

El Ejecutivo de Pedro Sánchez finalmente presentará los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso para intentar su aprobación. Una aprobación que se antoja complicada ante la negativa del PP y de Cs a aprobar las cuentas y sin haber logrado un acuerdo con el resto de fuerzas que apoyaron la moción de censura que les llevó a la Moncloa. El Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 en el mes de enero y lo remitirá el Congreso, según anunció el propio presidente del Gobierno. "Serán unos PGE sociales que beneficiarán a todos los españoles y españolas", manifestó Sánchez.

"Espero contar con los apoyos de Podemos, del PNV y tendemos la mano al resto de formaciones. Si no permiten su aprobación, las formaciones independentistas tendrán que explicar a los ciudadanos porque no quieren aprobar unas cuentas que beneficiarán a Cataluña en muchos aspectos", declaró.  Y añadía respecto a un posible adelanto electoral si no se aprueban los PGE que "si no salen adelante las cuentas, nos tendremos que replantear muchas cosas. Pero nosotros haremos nuestro trabajo y aprobaremos mediante reales decretos determinadas medidas, como subir el salario mínimo a 900 euros", manifestó en una entrevista en Telecinco.  El presidente advirtió que los grupos que los rechacen "tendrán que responder ante los ciudadanos que necesitan esas políticas".

Durante la entrevista con Pedro Piqueras pasó revista a todos los temas de actualidad de la política española. Respecto a la inviolabilidad del Rey, Sánchez se mostró a favor de que sea retirada. "He hablado con él de esto. Tenemos un jefe del Estado contemporáneo", dijo el presidente, aunque evitó comentar la opinión del monarca. Aunque matizó. "Hay que tener en cuenta que cuando hemos hablado de la reforma constitucional en relación a los aforamientos, es una reforma. Cuando hablamos de la inviolabilidad del Rey, es otra reforma. Con 84 diputados, vamos a proponer una reforma para regenerar la vida política", dijo Sánchez.

Como no podía ser de otra forma, también analizó los recientes resultados electorales en Andalucía. "Probablemente haya muchas cuestiones. Ha habido muchos electores socialistas que no han confiado en nosotros, e incluso que se han quedado en casa", manifestó el presidente.

Sánchez manifestó que los resultados electorales en Andalucía le preocupa como secretario general del PSOE y como presidente del GObierno. "Soy secretario general del PSOE, y sobre todo soy presidente del Gobierno. Como secretario general del PSOE, a mi partido en Andalucía le pido que reflexionen en los órganos deliberativos sobre cuáles son las cuestiones que tenemos que hacer mejor para recuperar los 400.000 votantes que se han quedado en casa", dijo Sánchez.  No obstante, dio a Susana Díaz todo su apoyo para que intente ser investida presidenta. "Susana Díaz tiene mi apoyo para intentar, hasta las ultimas consecuencias, ser la presidenta de Andalucía", afirmó. 

Como presidente del Gobierno, dijo Sánchez, "me preocupa la gobernabilidad de Andalucía. PP y Ciudadanos tendrán que explicar que van a pactar con VOX en Andalucía. ¿Van a pactar la derogación de la ley de violencia de género? ¿La salida de la cobertura sanitaria? Creo que tiene mucho que ver la debilidad del PP con el auge de VOX". Y añadió. "VOX por pactar con ellos (PP y Cs) no se va a moderar. No me parece tan importante la presencia parlamentaria de VOX en el parlamento andaluz, sino como va a inocular a las otras derechas".

El presidente se mostró muy crítico con PP y Cs, que pretenden pactar con VOX para gobernar en Andalucía. "Defiendo una España inclusiva, aun también cuando hablamos de Cataluña. Tenemos que proponer un proyecto de regeneración política nacional. Queremos hablar de una proyección humanista al problema de la migración. Los repliegues que está proponiendo la ultraderecha en Europa es todo lo contrario", y reprochó nuevamente la falta de principios a PP y Cs.

En otros de los temas de actualidad, la exhumación de Franco, Sánchez tiene claro que se hará. "Tenemos claro que se va a producir la exhumación de Franco y en un lugar distinto a la Almudena. La familia tiene todo el derecho del mundo a presentar recursos ( el Supremo ya estudia un recurso contra la exhumación). Queremos mandar un mensaje inequívoco de una sociedad democrática", dijo. El presidente del Gobierno cree que la exhumación de Franco no ha provocado el auge de la ultraderecha.  "La ultraderecha siempre ha existido. La virtud de algunos dirigentes populares es que han sabido dirigir esa extrema derecha hacia posiciones más moderadas. Algo que ahora no sucede", dijo Sánchez.

Respecto a la cuestión catalana y la negativa de Torra a dialogar, el presidente del Gobierno manifestó que "del dicho al hecho hay un trecho", respondió Sánchez sobre la negativa de Torra de dialogar. "El gobierno de la Generalitat sabe cuáles son los límites en torno a lo que podemos dialogar. Me llama mucho la atención el Brexit, por ejemplo. Ahora se está pidiendo un segundo referéndum para intentar ganar y quedarse en la UE. Es decir, estamos hablando de referéndums que dividen, pero para mucho tiempo". El presidente del Gobierno reprochó en esta cuestión el comportamiento de Cs y el PP. ""Mariano Rajoy tuvo una oposición leal. Yo no la tengo. Es desleal. Confunde intentar hacer oposición legítima con debilitar al Estado".

En cuanto al comportamiento futuro de los partidos independentistas, Sánchez cree que "se mantendrán en la vía legal" porque "la Generalitat sabe cuáles son los límites del diálogo con el Gobierno central". 

Ahora en Portada 

Comentarios