Martes, 23.07.2019 - 16:06 h
Propondrá un nuevo Estatuto de los Trabajadores

Sánchez llevará en su programa derogar totalmente la reforma laboral de Rajoy

Cristina Narbona ultima a redacción del texto con el que se presentará a las elecciones generales y que será su hoja de ruta para los próximos años.

Pedro Sánchez
Sánchez llevará en su programa derogar totalmente la reforma laboral de Rajoy / EFE

Derogar totalmente la reforma laboral que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy nada más llegar al poder. Es la principal promesa en materia de empleo que incluirá Pedro Sánchez en el programa electoral con el que el PSOE se presentará a las elecciones del 28 de abril, según fuentes del Comité Electoral que está elaborando el documento y a las que ha tenido acceso La Información. Los socialistas quieren con este movimiento dar un paso más en su estrategia para acabar con una de las leyes centrales del PP. De paso cumplirían definitivamente con uno de los grandes anuncios que han venido repitiendo desde su etapa en la oposición y que no han podido llevar a buen puerto, de momento, en La Moncloa.

El PSOE de Sánchez apostará por la "derogación de la reforma laboral aprobada por el PP que ha aumentado la precariedad, los bajos salarios, las desigualdades y el riesgo de pobreza". En términos muy similares a estos estará redactada la propuesta laboral estrella de los socialistas en ese programa electoral que Ferraz presentará en los próximos días. El sanchismo, cuya presencia será abrumadora en el grupo parlamentario que salga del 28-A, repetirá así la resolución que salió del 39 Congreso federal que proclamó al actual secretario general. 

Con la promesa de derogar la actual reforma laboral en vigor, Sánchez dará un giro de tuerca más a sus planteamientos para el empleo. Y es que durante los nueve meses en La Moncloa los socialistas solo han podido introducir una medida que ha contado con el consenso necesario para que pueda ser convalidada en el Congreso: el registro horario obligatorio en las empresas. Los socialistas, por tanto, únicamente han podido dar el visto bueno a una modificación parcial de una ley que han demonizado desde la oposición y cuya derogación era su principal objetivo.

Durante la próxima legislatura, y siempre que Sánchez consiga retener La Moncloa, el PSOE tiene previsto plantear dicha derogación total de esa reforma laboral que, por consiguiente, acabaría con ultraactividad, la subcontratación y la prioridad del convenio sectorial sobre el de empresa que no han podido sacar adelante tras la moción de censura. "Se planteó la derogación parcial por la urgencia con la que se llegó al Gobierno, pero la próxima legislatura se intentará la total", explican las fuentes consultadas.

En la Agenda del Cambio que el Gobierno de Sánchez presentó y no ha tenido tiempo a desarrollar ya se contemplaba la derogación de la reforma laboral del PP como una prioridad para los años 2019 y 2020: "El gobierno trabajará junto con los agentes sociales y las fuerzas parlamentarias para alcanzar los consensos necesarios que permitan la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral del año 2012", se podía leer en el documento.

Derogar la ley del PP que ha permitido crear medio millón de puestos de trabajo al año sería un guiño importante a los sindicatos que vienen reclamando a Sánchez que cumpla su compromiso, una promesa que ya hizo Alfredo Pérez Rubalcaba en 2013 cuando era secretario general del PSOE. Y también supondría una declaración de guerra contra unos empresarios que no quieren abordar la modificación de esta legislación con que se sienten cómodos y a la que solo harían algún retoque, tal y como expresó hace unos días la CEOE de Antonio Garamendi.

Los socialistas también están trabajando en un programa electoral en el que propondrán la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores. En la misma Agenda del Cambio se contemplaba la siguiente propuesta: "En concertación con los agentes sociales se elaborará un nuevo Estatuto de los Trabajadores que compagine el reconocimiento de nuevos derechos de los trabajadores propios de la realidad económica, social y laboral del siglo XXI, con la necesaria competitividad empresarial y el papel de la negociación colectiva como elemento de reequilibrio necesario".

Los cerebros del programa electoral con el que Sánchez se presentará a las generales está siendo coordinado por Cristina Narbona, desde Ferraz, y por Carmen Calvo. Pedro Sánchez, José Luis Ábalos e Iván Redondo dirigen el proyecto que, en su parte económica, cuenta con las manos de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el jefe del Departamento de Asuntos Económicos de Moncloa, Manuel de la Rocha. La ministra de Economía, Nadia Calviño, también se encuentra inmersa en el proyecto aunque será la única ministra que no irá en las listas electorales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios