Miércoles, 11.12.2019 - 10:38 h
Promesa de su programa electoral

Sánchez pagará 150€ al mes por hijo a las familias pobres y una renta básica de 426

El PSOE propondrá un ingreso mínimo vital con dos componentes: multiplicar la prestación por descendiente a cargo y un programa de garantía salarial.

Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa
Sánchez llevará en su programa crear un ingreso mínimo vital de 426 € al mes / Moncloa

Un ingreso mínimo vital a modo de salario para personas en situación de pobreza y que sirva para paliar la desigualdad social. Es el compromiso que va a incluir Pedro Sánchez en el programa con el que se va a presentar a las próximas elecciones generales del 28 de abril. La medida se dividirá en dos componentes: la creación, por un lado, de esta renta básica y, por otro lado y con carácter previo, un incremento notable de la prestación por hijo a cargo que acaba de ser aprobada en Consejo de Ministros. Será, por tanto, una de las grandes promesas del PSOE con un objetivo claro: erradicar las formas más extremas de pobreza infantil.

En el texto programático, que están coordinando Cristina Narbona y Carmen Calvo y que en su parte económica cuenta con la participación de María Jesús Montero, Nadia Calviño y Manuel de la Rocha, se incluirá esta medida que el PSOE varios años trabajando y que ahora, por fin, tiene posibilidades de llevarse a efecto por las expectativas con las que cuenta Sánchez para gobernar durante la próxima legislatura. Los socialistas han trabajado en distintos escenarios, han elaborado documentos, han echado cuentas y han llegado a la conclusión de que implantar este programa de Ingreso Mínimo Vital es posible a lo largo de la próxima legislatura.

Según la hoja de ruta del PSOE, la primera medida que implementarían sería el incremento de las prestaciones por hijo a cargo. Según explican a La Información fuentes cercanas al Comité Electoral de Ferraz y siempre según las simulaciones que se han hecho, estas prestaciones se irían elevando de forma gradual en un periodo de cinco años, con incrementos sucesivos, hasta llegar al objetivo final: 1.800 euros al año (150 al mes) por hijo para familias por debajo del umbral de pobreza severa; 1.200 euros al año por hijo en casos de pobreza alta; y 600 euros por hijo al año para los de pobreza moderada. Hay que recordar que en el último decreto-ley aprobado por el Gobierno socialista en sus 'viernes sociales' se establecía una prestación por hijo de hasta 588 euros al año

El PSOE ha calculado que el impacto de esta medida sería elevado en la población en riesgo de exclusión. En concreto, se podría reducir en un 44% la pobreza infantil severa y un 17% la pobreza infantil alta. El coste final de la misma, una vez implantadas las cuantías finales, sería de 2.197 millones de euros al año para las arcas públicas.

Una renta básica de hasta 708 euros al mes

Una vez aplicada la prestación por hijo, los socialistas contemplan implementar un programa de Garantía de Rentas. Es decir, el PSOE plantea en su programa electoral caminar de forma progresiva hacia la renta universal de la que tanto se ha hablado en los últimos años. En el borrador de programa electoral que está manejando Ferraz se incluye pagar una renta de 426 euros al mes para hogares con un dependiente (el 80% del IPREM); de 570 euros al mes para aquellos con dos dependientes; y de 708 euros mensuales para los de tres o más dependientes (a ellas habría que sumar las prestaciones por hijo, siempre y cuando cualifiquen).

Todas estas medidas tendrían un impacto en 730.000 hogares, lo que serían 1.847.000 personas y 2,3 millones de niños, según los cálculos que hizo el PSOE de Sánchez en las elecciones de 2015 y en la repetición de 2016. Entonces plantearon un programa de Ingreso Mínimo Vital incluso más ambicioso que el que pretenden llevar para el 28 de abril. El coste de la renta básica, según las estimaciones que ha hecho Ferraz, estaría entre los 2.000 y los 6.200 millones de euros en función del alcance y la focalización de los recursos en las familias, apuntan las fuentes consultadas.

Esta inversión en la infancia se realizará a través de la Seguridad Social, mediante un pacto con las comunidades autónomas y en coordinación con los servicios públicos de empleo. Para percibirlas, eso sí, sería necesario probar la ausencia de rentas. La ayuda también estaría vinculada a una búsqueda activa de empleo, lo que le diferenciaría de la renta básica que pretende proponer Unidas Podemos para las próximas generales y que ya situó en el pasado en un sueldo de 600 euros.

Propuestas de renta básica

Fuentes socialistas añaden que todas estas propuestas y su concreción final en el programa electoral se encuentran a la espera de un informe que la autoridad fiscal (AIReF) hará público en los próximos días y en el que detallará las consecuencias que tendría implantar una renta básica. A partir de este documento se podrá concretar con más detalle el documento final que Sánchez defenderá en los mítines y debates.

En la Agenda del Cambio que presentó el Gobierno de Sánchez ya se incluía el Ingreso Mínimo Vital como uno de los objetivos a implantar a corto y medio plazo. Otras medidas que se contemplaban en ese documento eran ayudas para comedor y material escolar para combatir la pobreza infantil, recursos para la participación en actividades sociales, culturales y deportivas y el desarrollo de iniciativas de ocio inclusivo durante los periodos de vacaciones y la protección de las familias vulnerables de situaciones de pobreza energética.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING