Lunes, 30.03.2020 - 17:32 h
Una victoria del Gobierno

Sánchez aprueba 'in extremis' los viernes sociales gracias al apoyo independentista

El PNV mantuvo la incógnita hasta el final sobre el sentido de su voto en el polémico decreto de vivienda en la Diputación Permanente. 

Sánchez aprueba 'in extremis' los viernes sociales gracias al apoyo independentista
Sánchez aprueba 'in extremis' los viernes sociales gracias al apoyo independentista. / EFE

El Gobierno ha logrado convalidar sus 'viernes sociales' a falta de apenas cuatro semanas para el 28-A. La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados ha dado este miércoles el visto bueno a seis reales decretos-ley que salieron de los Consejos de Ministros y cuya aprobación era una prioridad para Moncloa. Se trata de las medidas excepcionales ante el Brexit, la igualdad de hombres y mujeres en el empleo, el del subsidio para parados mayores de 52 años, la nueva normativa sobre la estiba, la reinversión del superávit por parte de ayuntamientos... y las nuevas medidas sobre vivienda. Este último decreto era el más polémico y ha mantenido en vilo al Ejecutivo hasta el final de las votaciones.

El Ejecutivo socialista ha conseguido sacar adelante todas estas medidas gracias a los votos del bloque de la moción de censura: Unidas Podemos En Común, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís y EH Bildu han apoyado los seis reales-decretos. Han sido 33 votos a favor (sobre un total de 65 representantes) que han hecho posible su convalidación final. El Gobierno encarará con este final feliz la campaña electoral con las garantías de haber podido aprobar todos sus proyectos sociales.

La incógnita se ha mantenido hasta el final en un punto del orden del día: el citado decreto de vivienda. Y es que el PNV, que cuenta con un representante en la Diputación Permanente, había amenazado con tumbar la medida. Hasta última hora no ha desvelado el sentido de su voto, aprobando finalmente la normativa. El Gobierno logra, por tanto, a la segunda oportunidad, convalidar un decreto que se le atragantó en la primera intentona y que Fomento tuvo que rehacer tras un tenso debate con sus socios de la moción que tumbó a Rajoy.

El debate de estos decretos leyes, que ha durado alrededor de siete horas, ha estado rodeado de fuertes críticas de la oposición, especialmente del PP y Ciudadanos. Los rivales de Sánchez han criticado al Ejecutivo por no haber negociado sus contenidos y de presentarlos con un escenario electoral de fondo, informa la agencia Efe.

Por otra parte, aunque algunos grupos habían solicitado la tramitación como proyectos de ley de los decretos de permisos de paternidad, del subsidio y de la vivienda, finalmente las peticiones no han salido adelante y no serán enmedados

La Diputación Permanente está formada por 64 diputados más el voto de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, de los que 25 corresponden al PP, 15 al PSOE, 12 a Unidos Podemos, 6 a Ciudadanos, 2 a ERC, 1 al PNV, y 4 al Grupo Mixto, cuyos miembros titulares corresponden al PDeCAT, Compromís, UPN y EH Bildu. La mayoría de los decretos leyes han recibido 40 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Compromís, UPN y EH Bildu), 25 en contra (PP) y 0 abstenciones. Sin embargo, Ciudadanos se ha abstenido en la nueva ley que recupera el subsidio a los desempleados mayores de 52 años y que prevé el registro horario, así como en el decreto del sector de la estiba, mientras UPN se ha abstenido en la ley del alquiler y de la estiba.

El polémico voto de EH Bildu

Los 'viernes sociales' de Sánchez han sido convalidados gracias a los controvertidos apoyos de los independentistas catalanes y de EH Bildu. El coordinador general de la formación vasca, Arnaldo Otegi, ha afirmado que, si el PSOE le ha pedido su apoyo a los decretos sociales, es "porque ya tenía asegurado el voto del resto" de formaciones que apoyaron la moción de censura contra Rajoy. En declaraciones a Euskadi Irratia, Otegi ha sostenido que los socialistas han llamado reiteradamente a su formación en las últimas horas para recabar su voto, algo que avanzó el martes la portavoz abertzale en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado a Sánchez de indignidad y ambición desmedida por "implorar" el apoyo de "un proetarra" como Otegi para conseguir que EH Bildu le salve en la Diputación Permanente del Congreso "sus reales decretos electoralistas"."¿Hasta dónde llega la indignidad de un Gobierno que necesita implorar a un proetarra como Otegi que le salve sus decretos para hacer campaña electoral?", ha preguntado Casado.

Desde Unidas Podemos, Yolanda Díaz ha criticado que el Gobierno del PSOE haya perdido la oportunidad de "cumplir con su programa electoral y se vaya sin derogar la reforma laboral". El diputado del PDeCAT, Carles Campuzano, por su parte, ha lamentado el "escenario" en el que se produce este debate, en medio de una campaña electoral. Y el representante de Compromís, Joan Baldoví, ha enviado "un par de recados" al Ejecutivo y ha reclamado que "envíe" ya los recursos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a la Comunidad Valenciana.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING