Sareb lanza el 'Proyecto Inés': pone a la venta una megacartera de 500 millones

  • El portfolio compendia deuda con impago garantizada por inmuebles residenciales en Madrid, Cataluña, Andalucía y Zaragoza.

    Ficha a Irea como asesor de la operación. Los inversores podrán formular las ofertas vinculantes a partir de finales de septiembre.

La Sareb lanza una macrocartera de 500 millones para apuntalar el ejercicio
La Sareb lanza una macrocartera de 500 millones para apuntalar el ejercicio
Sareb

El banco malo busca repetir el hito de 2016 cuando dio la vuelta al ejercicio con la mayor macrocartera colocada nunca en un solo bloque a Goldman Sachs. Sus cifras avanzan este año a buen ritmo, pero la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) ha empaquetado de nuevo préstamos problemáticos garantizados por pisos con un valor nominal conjunto de alrededor de 500 millones de euros y recibirá las ofertas vinculantes a finales de este mismo mes.

El bautizado como ‘Proyecto Inés’ reúne de colateral inmuebles residenciales ubicados principalmente en la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía y Zaragoza, detallan fuentes del mercado. La sociedad mandató a Irea como asesor para la operación y envió en julio del dossier o ‘teaser’ buscando repetir el éxito previo a la luz del vivo interés por el ladrillo nacional existente entre los múltiples fondos especialistas, aunque el contexto sea hoy muy diferente.

Y es que la parálisis política había mantenido alejados a los inversores extranjeros durante meses mermando la actividad general inmobiliaria -los ingresos de la Sareb retrocendían en junio de 2016 un 14% en comparativa interanual-. El voraz apetito con el que los fondos se abalanzaron sobre el ‘ladrillo’ tras despejarse la situación animó una avalancha de ofertas de carteras de bancos y la Sareb cerró la mayor operación desde que fue creada en 2012. El ‘Proyecto Eloise’, con 553,3 millones de nominal en préstamos similares a los que ahora ha sacado al mercado, se lo adjudicó Goldman Sachs en reñida pugna final con Blackstone.

La sociedad presidida por Jaime Echegoyen encara hoy la transacción desde otra posición. El buen momento que vive el mercado y la tracción que han cogido los services -Altamira Asset Management, Haya Real Estate y Servihabitat- para desaguar los pisos recibidos de las cajas con ayudas permitió que su facturación creciese al 21% en el primer semestre del año, hasta 1.710 millones de euros. La gestión y venta de inmuebles aportan 535 millones a la partida de ingresos, un 40% más que en el periodo comparable previo -el censo de unidades vendidas crecía al 70%-. El resto procede de la gestión de la cartera del préstamo al promotor, su tradicional fuente mayoritaria de generación de ingresos y cuya contribución crecía al 13%.La venta de inmuebles crece al 70%

El tramo final del ejercicio se presta a la colocación de carteras porque ayuda a cerrar el balance y las sociedades inmobiliarias y bancos han podido sondear qué activos se cotizan mejor y la predisposición de los fondos a pujar por ellos. En 2014 la Sareb apuntó el recurso a esta ventana en su estrategia, aunque nunca con la colocación de macrocartera como la que sacó el pasado año y ahora buscar replicar.

A pesar de haber transitado un tercio de los 15 ejercicios con que nació el banco malo para desprenderse de los activos heredados de las cajas, su hoja de ruta sigue sujeta prueba y error, modulando en función de las oportunidades que atisba. Junto a la desinversión en inmuebles unidad a unidad, en 2017 ha cerrado una multiplicidad de operaciones de venta de deuda de muy inferior dimensión a la que ahora encara: antes del verano cerró el ‘Proyecto Amanda’, con un valor nominal de 91,7 millones; el ‘Proyecto Olive’, de 84,2 millones, o el ‘Gordon’ por 79 millones.

Para aprovechar el vuelo del mercado ultima la socimi Témpore Properties con un paquete de los activos que tiene actualmente en alquiler. La selección y diseño del vehículo dependerá de las conclusiones que presente la consultora CBRE. Con el arranque de 2018 abrirá además un canal creado ad hoc para transacciones con préstamos, que testea desde julio en una prueba piloto cerrada con inversores invitados.

Una sucesión de cambios contables y de reglas financieras que le han obligado a ajustar contrarreloj el valor de los activos recibidos para adaptarlo al precio del mercado han sumido la última línea de sus ejercicios financieros en pérdidas. Pero desde la óptica puramente comercial, la salida de activos está cogiendo velocidad. Sareb había vendido 9.740 unidades o 53 activos inmobiliarios al día -incluyendo jornadas festivas-, por encima de su media histórica de 27 contratos diarios.

Mostrar comentarios