Semana de altibajos deja al IBEX 35 con mayor caída mensual desde mayo 2012

  • La bolsa española registró esta semana diferentes altibajos que hicieron que el IBEX 35 cerrara el mes con el mayor retroceso desde mayo de 2012, al mismo tiempo que el selectivo tuvo una caída semanal del 0,81 % respecto al cierre de la semana anterior.

Madrid, 29 jun.- La bolsa española registró esta semana diferentes altibajos que hicieron que el IBEX 35 cerrara el mes con el mayor retroceso desde mayo de 2012, al mismo tiempo que el selectivo tuvo una caída semanal del 0,81 % respecto al cierre de la semana anterior.

El IBEX 35 se situó en 7.762,7 puntos al fin de la sesión del viernes, después de que el selectivo cayera el 1,04 %, en consonancia con un final de semana bajista en todas las bolsas europeas (Milán perdió el 1,24 %, París el 0,62 %, Londres el 0,45 % y Fráncfort el 0,39 %).

Y es que aunque la bolsa española registró subidas los días centrales de la semana pasada e incluso el miércoles obtuvo la quinta mayor ganancia del año, al subir el 2,83 %, no ha conseguido recuperar los 7.700 puntos con los que terminó la semana del 17 de junio.

El lunes el IBEX 35 tuvo un nuevo mínimo anual al sumar 7.553 puntos y caer el 1,91 % por la bajada de las plazas internacionales, la restricción crediticia en China y la depreciación de las materias primas, así como por el alza de la prima de riesgo que pasó de 319 a 331 puntos básicos.

El principal indicador de la bolsa española perdió 147 puntos, aunque consiguió revalorizarse un 0,72 % el martes y situarse en los 7.600 puntos, nivel que había perdido después de cuatro días de caídas consecutivas.

El riesgo país se situó en 327 puntos básicos y continuó mejorando el miércoles al caer 19 puntos hasta los 308.

El Tesoro Público adjudicó esta semana el máximo previsto -3.074 millones de euros- en una subasta de deuda a tres y nueve meses con buena demanda, pero con un mayor coste de financiación que en otras ocasiones.

El acuerdo alcanzado por los ministros de Economía europeos (Ecofín) para que sean los bancos, los acreedores, y no los contribuyentes los que paguen la factura en caso de quiebras de entidades, pero otorgando una protección especial a los depósitos, ha sido un revulsivo en el ascenso del IBEX 35.

También los mensajes de tranquilidad del Banco Central Europeo (BCE), que se reafirmó en la continuidad de su política de tipos bajos; y del Banco Central de China, que inyectó liquidez a varias entidades para atajar la crisis de crédito interbancario impulsaron el índice español que registró el quinto mayor repunte del año.

El miércoles la bolsa española subió un 2,83 % y recuperó los 7.800 puntos gracias a las ganancias de la banca y la mejora en el mercado de deuda soberana.

No obstante, esta semana también se hicieron notar las tensiones en el mercado al conocerse que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría aminorar a partir de septiembre el fuerte estímulo monetario que ha aplicado en los últimos años.

Así, el jueves el alza en la bolsa fue de tan sólo el 0,27 %. Ese día se conoció que la inflación interanual en España ha subido en junio cuatro décimas respecto de mayo y se sitúa en el 2,1 %, al mismo tiempo que se informó de que los bancos que operan en España aumentaron un 16,6 % su beneficio neto conjunto en el primer trimestre.

El final de semana fue bajista, no sólo en la plaza española sino en todas las europeas, y mientras el indicador español cayó el 1,04 %, el de Milán perdió el 1,24 %, el de París, el 0,62 %, y el de Londres y Fráncfort, el 0,45 % y el 0,39 %, respectivamente.

Todos los grandes valores del IBEX 35 cerraron la semana en negativo, ya que Inditex perdió el 1,48 %; BBVA cayó el 1,41 %; Santander, el 1,27 %; Repsol, el 1,16 %; Telefónica, el 1,14 %, en tanto que Iberdrola se dejó el 0,76 %.

En el lado de las ganancias destacó FCC con un alza el viernes del 1,88 %, en tanto que las acciones de Sacyr Vallehermoso se revalorizaron el 0,88 %.

Mostrar comentarios