¿Por qué Bankia compra un banco si no ha devuelto las ayudas de los españoles?

La entidad rescatada con 22.249 millones se ha fusionado con BMN para "crear valor" una vez que ha cumplido con los plazos de reestructuración impuestos por el Gobierno.

El Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) pasa a tener el 66% tras la fusión, lo que Goirigolzarri define como "un cambio de vehículo".

Te interesa leer: Goirigolzarri: "Este año se pueden privatizar más acciones de Bankia".

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja fueron las siete cajas de ahorro que se fusionaron en 2010 dando lugar a Bankia, que recibió un primer crédito de 4.465 millones del Frob. Solo dos años después, el Estado se convirtió en el dueño del 45% de la entidad e inyectó 19.000 millones más de dinero público a BFA (matriz de Bankia). Esto significó el mayor rescate financiero de la historia: un total de 22.249 millones de euros. Los españoles apenas han recuperado 2.000 millones mientras la entidad se fusiona con BMN, también rescatada con dinero público, para volver a la senda del crecimiento.

Pese a estar formada principalmente por activos del ladrillo en plena burbuja inmobiliaria, Rodrigo Rato decidió sacar la entidad a Bolsa en 2011. Solo duró unos meses más en el cargo. El 9 de mayo de 2012 el Estado nombró presidente a José Ignacio Goirigolzarri. Según un informe que el Banco de España publicó en septiembre de 2016, los rescates a las cajas desde 2009 hasta 2015 ascendieron a un montante total de 61.500 millones de euros de la que solo se habían recuperado el 5%.

Un lustro después de estar al borde de la quiebra y ser rescatado con dinero público, Bankia vuelve “crear valor”, según afirma su presidente. En 2012 y 2013 apostaron por crear “un potente gobierno corporativo. Fueron años muy duros”. En 2014 y 2015 se centraron en “cumplir los objetivos del plan estratégico”. Y en 2016 “lanzamos nuestro nuevo posicionamiento”. Durante todo este tiempo estaban obligados a vender activos para devolver el dinero al Gobierno.

A partir del 30 de junio, Bankia dará por finalizado su proceso de reestructuración y tendrá mayor margen de maniobra. Esto supone “ponernos en pie de igualdad con nuestros competidores”, afirma José Ignacio Goirigolzarri. La entidad ha anunciado un acuerdo con BMN para su fusión, a la que entrega 205,6 millones de acciones de nueva emisión a los accionistas de la entidad absorbida. Esto supone otorgar un valor a BMN de 825 millones de euros. El presidente defiende que esta fusión servirá "para incrementar nuestra capacidad de devolución de ayudas"."Un cambio de vehículo" del Frob

Bankia ha pagado aproximadamente por BMN la mitad de las ayudas que esta entidad recibió del Estado (1.645 millones). Goirigolzarri define esta fusión como un "cambio de vehículo", ya que el Frob continuará controlando prácticamente el mismo porcentaje que tenía en las dos entidades por separado, es decir, cerca de un 66%. Dos tercios del capital del banco está en manos del Estado.

A modo de chascarrillo, el presidente comentaba que Bankia repuntaba en torno al 3% poco después de conocerse la fusión y ha defendido que tendrá “una capacidad de crear valor superior al que tenían las dos entidades por separado y un posicionamiento muchísimo más potente". Por sus acciones en BMN, el Estado pasa a tener acciones de Bankia valoradas en 536 millones de euros. A día de hoy, recupera un tercio de los 1.645 millones de euros que inyectó en BMN en febrero de 2013. Los españoles vuelven a perder  1.100 millones. 

Porque nada impide que una empresa privada rescatada con dinero público absorba a otra. Fuentes de Bankia afirman que con esta fusión crearán “un valor superior”, que se se traduce en que “el banco vale más y el Estado podrá recuperar más dinero el día que lo venda”. Los españoles son los accionistas subsidiarios y “es la mejor manera de que recuperen valor”.

Fuentes del sector afirman que “había que buscar una salida a BMN. Está inyectado con dinero público y la mejor solución era que se fusionara con otro banco del Estado para que sea más grande. Tras la fusión tendrá más cuota de mercado, más sinergias, más capacidad de inversión y tecnológica. Y estará más cerca del Santander, la Caixa y BBVA”.

En este sentido, Goirigolzarri apuntaba que “si hacemos las previsiones a tres años, en 2020, esta operación va a suponer un incremento del beneficio neto de 245 millones de euros. El beneficio por acción se va a ver incrementado en un 16%. Esta operación es positiva desde el primer año”.

"La cuestión es si tiene sentido que el Gobierno invierta en banca pudiendo hacerlo en sanidad, educación o infraestructuras y no en un sector que se tiene que transformar por sus propios medios", señalan las citadas fuentes. El siguiente paso es que el Gobierno venda la entidad, ¿pero logrará que los españoles recuperemos el dinero? El tiempo dirá.

Ahora en portada

Comentarios