Domingo, 16.02.2020 - 19:38 h
Barómetro de Ipsos para Henneo / La Información

El desbloqueo político aleja el miedo a la crisis: los ciudadanos son más optimistas

Descienden las malas expectativas por la situación económica y suben los que creen que mejorará. PSOE y PP se consolidan como garantes de estabilidad.

SONDEO IPSOS SITUACIÓN ECONÓMICA
 

"El dinero huye de la incertidumbre". Esta advertencia, pronunciada de manera recurrente en el mundo empresarial, tiene su reflejo en la percepción de la situación económica que manejan los ciudadanos de a pie. Sencillamente: a mayor estabilidad, mejores perspectivas. Así lo constata el último sondeo de Ipsos para Henneo/La Información, que refleja cómo después de ocho meses de desgobierno en España, la formación de un Ejecutivo en plenas funciones y la vuelta a la "normalidad política" ha contribuido a mejorar la percepción sobre el desempeño de la economía en los próximos meses.

El fantasma de la crisis que empezó a asomarse en la segunda mitad de 2019 parece alejarse ahora. O al menos esconderse... por el momento. Tras cerrar el año pasado con un Gobierno en funciones por las dificultades que atravesó Pedro Sánchez para lograr ser investido presidente tras la repetición de las elecciones generales en noviembre, el año nuevo ha venido acompañado de un desbloqueo político que ha inyectado cierto optimismo en la opinión pública.

El barómetro sociopolítico de enero elaborado por Ipsos muestra una importante caída del pesimismo. En concreto, el porcentaje de entrevistados que piensa que la situación económica del país se mantendrá igual o irá a peor en los próximos meses se ha reducido desde el 83% (encuesta de noviembre) hasta el 79%. Sigue siendo elevado, pues supone que casi ocho de cada diez ciudadanos observa un estancamiento en la economía que podría evolucionar negativamente. Pero es una sensible reducción de la proporción de encuestados más agoreros.

En la otra cara de la moneda, al mismo tiempo han aumentado los ciudadanos que piensan que la situación que atraviesa la economía española mejorará de aquí a unos meses. Y esta evolución positiva, hasta alcanzar el 19% de los entrevistados, está muy relacionada con la constitución del nuevo Gobierno. Porque más allá del signo político, España cuenta con un Ejecutivo en plenas funciones, y eso siempre es una buena noticia en términos de estabilidad y certidumbre. 

Este razonamiento redunda del hecho de que, según el sondeo, disminuye hasta el 22% el porcentaje de ciudadanos que consideran que "ninguno" de los partidos políticos sería capaz de reconducir la situación actual. En paralelo, el PP se consolida como la formación que se percibe como la más solvente en cuanto a política económica, si bien la diferencia respecto al PSOE tiende a reducirse. En cualquier caso, ambos (los populares con un 24% y los socialistas con un 23%) son los únicos que gozan de crédito para dirigir la marcha de la economía.

Poca confianza en Podemos

Sin embargo, esa no es la percepción que tienen los ciudadanos de los socios de gobierno del PSOE. Al contrario, Unidas Podemos es visto como garante de estabilidad económica por menos del 10% de los encuestados. Los de Pablo Iglesias superan, eso sí, a Vox (7,3%) y a Ciudadanos (5,3%). Pero, de cualquier manera, sigue calando la idea de que a la economía española le va mejor cuando gobierna el PP.

El barómetro se basa en 1.000 entrevistas realizadas en dos oleadas. La primera, entre los días 8 y 9 de enero, coincidiendo con el triunfo por la mínima de la investidura de Sánchez (en segunda votación, con apenas dos votos de margen). Y la última, entre los días 13 y 14, cuando se produjo la toma de posesión del nuevo Gobierno de coalición progresista y se celebró el primer Consejo de Ministros. 

Más allá de lo político, las entrevistas coinciden con un momento de relativa calma en el panorama económico. Después de las turbulencias del cierre del año pasado, que acabó con los peores datos de empleo desde la crisis económica y la rebaja de previsiones por parte de los principales organismos nacionales e internacionales, este año ha empezado con mejor pie. Esta misma semana, BBVA Research lanzaba unas proyecciones bastante optimistas: según sus cálculos, la desaceleración de la economía española tocará fondo en 2020 con un crecimiento del PIB del 1,6% (tres décimas menos que en 2019), para volver a crecer un 1,9% en 2021 impulsada por el crecimiento de la eurozona y la mejora internacional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING