Sony pierde en la primera mitad del año 117 millones de euros, el 60 % menos

  • La empresa de electrónica Sony perdió 15.800 millones de yenes (117 millones de euros) entre abril y septiembre, primera mitad del año fiscal en Japón, lo que supone recortar en un 60 % lo perdido en igual periodo del pasado ejercicio.

Tokio, 31 oct.- La empresa de electrónica Sony perdió 15.800 millones de yenes (117 millones de euros) entre abril y septiembre, primera mitad del año fiscal en Japón, lo que supone recortar en un 60 % lo perdido en igual periodo del pasado ejercicio.

El grupo además empeoró sus previsiones de ganancias para la totalidad del presente ejercicio fiscal, en el que espera obtener 30.000 millones de yenes (222 millones de euros), lo que supondría un 40 por ciento menos comparado con lo que predijo el pasado mes de agosto.

Este retroceso respondería a un recorte del beneficio operativo y del volumen de ventas previsto inicialmente para todo año fiscal.

En un comunicado, la empresa atribuye la pérdida neta de esta primera mitad del ejercicio al pago de impuestos diferidos y a los malos resultados cosechados por sus divisiones de imagen, productos móviles, equipos de audio y vídeo doméstico o videojuegos.

En esta última, el gasto operativo ha sido cuantioso debido a los costes para el desarrollo de Playstation 4, su nueva consola doméstica de inminente lanzamiento.

Su división de cine cosechó además una pérdida operativa de 17.800 millones de yenes (132 millones de euros) tan sólo entre julio y septiembre.

Esta rama de negocio se ha situado en el centro de la polémica desde que el presidente de Sony, Kazuo Hirai, rechazó en agosto la propuesta realizada por el fondo de inversión estadounidense Third Point, su accionista mayoritario, de escindir las divisiones de cine y música en beneficio del resto del grupo.

En cualquier caso, los buenos resultados cosechados por la rama de servicios financieros, semiconductores y componentes, así como la caída del yen, mejoraron el beneficio operativo global de Sony durante estos seis primeros meses del ejercicio hasta los 51.100 millones de yenes (379 millones de euros).

Esto supone un 40 por ciento más que lo cosechado en el mismo periodo de 2012.

Al mismo tiempo las fuertes ventas de smartphones y la depreciación de la divisa nipona le reportaron a la empresa unos ingresos por venta de 3,48 billones de yenes (25.581 millones de euros), un 11,8 por ciento interanual más.

Mostrar comentarios