Martes, 19.02.2019 - 20:33 h
Según el Banco de España

El nuevo SMI le costará el empleo al 28% de los mayores de 45 con salarios bajos

El análisis del regulador estima que se perderán 125.000 puestos de trabajo y que el impacto real sobre los salarios será muy limitado.

Gráfico Impacto en Empleo de subida del SMI
Gráfico de la probabilidad de perder el empleo por la subida del SMI según el tramo de renta del trabajador

Uno de cada cuatro trabajadores y trabajadoras mayores de 45 años que hasta el pasado 31 de diciembre tenía un sueldo mensual inferior a 900 euros perderá su puesto de trabajo a lo largo de este año como consecuencia del impacto en el capítulo de costes de sus pagadores de la subida del 22% del Salario Mínimo aprobada por el Gobierno tras su pacto presupuestario con Unidos Podemos.

Ésa al menos es la estimación realizada por los analistas del Banco de España que acaba de publicar un pequeño informe - documento ocasional, según su terminología - con sus estimaciones de impacto sobre el mercado laboral de la 'medida estrella' del Gobierno. Sus conclusiones no son alentadoras: la subida del Salario Mínimo se cobrará alrededor de 125.000 puestos de trabajo en los próximos meses - es decir, que le costará el empleo al 13% de los trabajadores a los que pretendía mejorar su situación -, se cebará especialmente en colectivos con especiales dificultades de empleabilidad como las mujeres y los mayores de 45 años y apenas tendrá impacto sobre la masa salarial total de la economía española, lo que viene a desmontar uno de los argumentos del Gobierno para explicar la subida en la recaudación de IRPF y en cotizaciones sociales que ha previsto para este año.

La entidad se apoya en los movimientos laborales observados tras la subida del Salario Mínimo en el año 2017 (del 8%) para anticipar el previsible impacto del incremento de este año en el empleo. Entonces, los analistas concluyeron que la elevación de la retribución mínima legal aumentó de forma significativa la probabilidad de perder el empleo, singularmente en las personas cuyas retribuciones estaban más próximas al salario mínimo legal antes del cambio regulatorio (ver gráfico). Es decir, que la probabilidad de perder el empleo tras la subida del SMI era mayor cuanto menor fuera la retribución anterior del trabajador afectado.

La extrapolación de esas conclusiones a la subida sin precedentes aprobada para este año perfila un cuadro inquietante, en el que el 12,7% de los trabajadores con sueldos inferiores a 900 euros antes del pasado 1 de enero perderán su trabajo como consecuencia del cambio de la reglas de juego salariales introducidas por el Gobierno: 125.000 empleos.

El impacto será más potente además en uno de los segmentos más delicados del mercado de trabajo, el de los trabajadores mayores de 45 años. Según las proyecciones de los analistas del regulador del sistema financiero, su probabilidad de perder el empleo se disparará del 14% al 41% y, de hecho, es probable que lo pierdan el 28% de los 'beneficiarios' de la subida del SMI en ese tramo de edad, alrededor de 20.000 trabajadores, según los datos del INE.

No obstante, tendrá consecuencias sobre el empleo en todos los tramos. Entre los jóvenes de entre 16 y 24 años, por ejemplo, - el 25% de los cuales presentan sueldos inferiores al nuevo SMI y por tanto están dentro del colectivo de beneficiarios- alrededor del 2% podrían quedarse fuera del mercado de trabajo como consecuencia de esta medida.

Escasa incidencia a nivel salarial

El Banco de España también pone en cuestión que se vayan a alcanzar los objetivos salariales que se planteó el Gobierno con la medida. Los analistas del regulador entienden que la subida del 22% del Salario Mínimo será irrelevante a la hora de mejorar la masa salarial del trabajo en España y que su impacto real sobre el salario medio de los 'beneficiarios' se verá condicionada por la pérdida de empleo.

el dato

El Banco de España calcula que la subida del 22% del SMI solo impulsará un 0,8% el salario medio de los beneficiarios

Informe del Banco de España

De este modo sus cálculos apuntan a que sí, la medida tendrá un impacto significativo sobre el segmento más joven de los trabajadores de bajos salarios, alentando una subida media del 3% en los salarios de los empleados de entre 16 y 24 años.

Sin embargo, este efecto de mejora salarial se diluirá en el resto de cohortes de edad. El impacto sobre los trabajadores de salarios bajos de entre 25 y 32 años será apenas del 0,9%, del 0,6% en los que tienen entre 33 y 44 años, y del 0,8% entre los mayores de 45 años, bueno, entre el 72% de los trabajadores mayores de 45 años que conservarán su empleo. La subida media para el conjunto de los beneficiarios será del 0,8%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios