Ayudas del SEPE

Subsidio para mayores: lo que debes saber de cotizaciones para no perderlo

Cuando una persona que está cobrando este tipo de ayuda encuentra trabajo, puede compatibilizar su actividad laboral con la prestación, siempre que no supere el límite de rentas establecido. 

Estos son los requisitos para compatibilizar pensión de viudedad y subsidio por desempleo para mayores de 52 años.
Subsidio para mayores: lo que debes saber de cotizaciones para no perderlo
©[JIRMoronta] a través de Canva.com.

El mercado laboral sigue recuperándose del golpe asentado por la crisis de la Covid-19. Así lo vuelven a corroborar los datos del paro que se publicaron el pasado jueves que mostraban que el desempleo no ha dejado de bajar desde el pasado febrero, cuando se superó la barrera de los cuatro millones de personas sin trabajo, algo que no ocurría desde hace un lustro. Ahora, las estadísticas, muestran una caída histórica en agosto (que se sitúa en 3,3 millones de desempleados). 

Pese al cambio de tendencia, los números aún reflejan que en agosto se registraron hasta 3,3 millones de parados. Muchos de los cuales todavía precisan algún tipo de ayuda o subsidio del SEPE al que recurrir para tener ingresos con los que llegar a final de mes. Uno de los más solicitados es el subsidio para mayores de 52 años, que pueden pedir las personas que superen dicha edad y que hayan agotado el paro y estén sin trabajo. Aunque este último punto tiene una serie de 'peros' que conviene revisar. 

Y es que cuando una persona que está cobrando este subsidio encuentra un trabajo (ya sea contrato indefinido, jornada completa, parcial o por cuenta propia) tiene la posibilidad de compatibilizar su actividad laboral con la ayuda del SEPE. Eso sí, será indispensable que, ninguno de esos empleos le reporte más de 712,50 euros mensuales. Esto se debe al requisito indispensable del límite máximo de rentas para cobrar el subsidio para mayores de 52 años que en 2021 está fijado en el 75% del salario mínimo interprofesional, es decir, 712,50 euros (a la espera, eso sí, de la nueva subida del SMI prevista para este año). Será también necesario avisar al SEPE de que se va a empezar a trabajar, aunque sea algo puntual. La omisión de esta información puede acarrear consecuencias graves como perder la ayuda.

En el caso de un contrato a jornada completa, lo normal sí que es suspender el subsidio, pero también se puede compatibilizar si el contrato es indefinido o temporal de como mínimo tres meses. En este supuesto, sí que debe recibir luz verde por parte del SEPE. Así, si se otorga dicha compatibilidad, el trabajador recibirá el 50% del subsidio y la empresa podrá descontar esa cuantía del sueldo que le paga al trabajador quien, por su parte, sí que cotizará por el salario completo. 

Ojo con las cotizaciones

Puede llegar a suceder que un trabajador que cobra este subsidio, firme tantos contratos distintos que llegue un momento en el que haya acumulado nuevas cotizaciones por desempleo de 360 o más días. Es importante saber que si esto ocurre, no será posible reanudar el cobro del subsidio. Al haber generado nuevas cotizaciones, el trabajador tendrá de nuevo derecho a pedir la prestación contributiva por desempleo (el paro). Si esta se le vuelve a agotar y aún cumple los requisitos, entonces sí puede solicitar otra vez el subsidio para mayores de 52 años. 

Mostrar comentarios