Sábado, 30.05.2020 - 14:53 h

Suecia se compromete a prestarle cazas a Brasil mientras entrega los Grippen

Suecia se comprometió a prestarle entre 10 y 12 cazas a Brasil mientras inicia la entrega de los 36 cazabombarderos supersónicos Gripen-NG que la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) le encomendó al constructor sueco Saab, informaron hoy fuentes oficiales.

Brasilia, 27 feb.- Suecia se comprometió a prestarle entre 10 y 12 cazas a Brasil mientras inicia la entrega de los 36 cazabombarderos supersónicos Gripen-NG que la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) le encomendó al constructor sueco Saab, informaron hoy fuentes oficiales.

"Ya tenemos un compromiso de la Fuerza Aérea y de (el Ministerio de) Defensa de Suecia de proporcionarnos ese tipo de apoyo", afirmó el comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, general Juniti Saito, en una comparecencia ante el Senado.

El oficial explicó que, tras la desactivación de los Mirage 200 que el país utilizaba, el préstamo servirá para garantizar la seguridad aérea de Brasil entre el primer semestre de 2016, cuando recibirá los aparatos prestados, y el momento en que integren a su flota los 36 Gripen-NG que compró por 4.500 millones de dólares.

Los aviones ofrecidos en préstamo son del tipo Gripen-CD, un modelo menos moderno que el Gripen-NG, y también servirán para que los pilotos brasileños se entrenen con los aparatos que el país comenzará a recibir en 2018.

El comandante de la Fuerza Aérea admitió que el préstamo está siendo negociado y que aún no fue garantizado, pero aclaró que las autoridades suecas ya manifestaron su compromiso.

Brasil comenzará a recibir sus nuevos cazas a finales de 2018 pero las aeronaves tan sólo serán integradas a la flota de la FAB en 2019 o 2020, admitió.

El Gobierno brasileño anunció en diciembre pasado que escogió a los cazas de la Saab en la licitación abierta para adquirir 36 aviones de combate de última generación para substituir sus Mirage 2000 de fabricación francesa cuya vida útil ya terminó.

Los aviones suecos competían con los Rafale de la empresa francesa Dassault y con los FA-118 Súper Hornet de la estadounidense Boeing en una licitación lanzada en 2001 y suspendida varias veces.

Brasil pagará 4.500 millones de dólares por los 36 aviones, por debajo de los 8.000 millones exigidos por la Dassault y de los 7.500 millones pedidos por la Boeing.

Saito dijo hoy que la empresa sueca fue la que presentó la mejor oferta en cuanto a transferencia de tecnología y se comprometió a montar parte de las aeronaves en plantas brasileñas.

"Para un país que quiere capacitarse, la solución es aprender junto a ellos. Será fabricada en Brasil el 80 % de la estructura del avión", aseguró.

De acuerdo con el militar, la construcción de los aviones en Brasil generará entre 2.000 y 3.000 empleos directos y cerca de 22.000 indirectos, principalmente en la planta que Saab montará en la ciudad de Sao Bernardo do Campo pero también en compañías locales como la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer).

El comandante de la FAB dijo que lo que más pesó a favor de Saab fue el compromiso de ofrecer los códigos fuentes de la aeronave, lo que permitirá a Brasil equipar sus Grippen-NG con armas procedentes de otros países mediante el desarrollo de un software propio de integración.

Según el oficial, la transferencia de tecnología de una aeronave considerada como de "generación 4.6" le permitirá a la industria brasileña acceder al conocimiento necesario para el futuro desarrollo de cazas de quinta generación en el país.

"El Grippen aún no es de quinta generación. Los únicos que tienen aviones de quinta generación en operación son Estados Unidos, con sus F-22 que no son vistos por los radares. Los estadounidenses no le venden ese avión a nadie. Rusia está desarrollando los suyos y China también tiene ese plan", afirmó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING