Martes, 17.09.2019 - 13:30 h
Según Frank Abagnale

Un experto en fraude y exconvicto explica por qué no debes usar la tarjeta de débito

Según Abagnale, se trata de la "peor herramienta financiera" que se le haya dado jamás al consumidor. 

Ahorra mientras gastas
Un experto en fraude y exconvicto explica por qué no debes usar la tarjeta de débito / Freepik / peoplecreations

En España, actualmente, hay en circulación unas 48 millones de tarjetas de débito, según datos del Banco de España. Cifra, por cierto, superior a la del pasado año y que supone un nuevo récord. 

Es, tal y como explica el organismo, la herramienta financiera más utilizada, en detrimento de las de crédito. Sin embargo, a ojos de Frank Abagnale, esto supone un grave error. 

Abagnale es uno de los estafadores más famosos del mundo. Suplantó identidades para canjear cheques falsos, se hizo pasar por piloto, médico y abogado. Su fortuna llegó a ascender hasta los 2,5 millones de dólares. Y, de hecho, su historia llegó a la gran pantalla de la mano de Steven Spielberg y bajo el rostro de Leonardo DiCaprio en 'Atrápame si puedes' . 

Leonardo DiCaprio en 'Atrápame si puedes'
Leonardo DiCaprio en 'Atrápame si puedes'

Tras pasar un tiempo en la cárcel, el FBI ofreció a Abagnale colaborar con ellos. Desde entonces, ha pasado más de 45 años trabajando y asesorando a cientos de instituciones financieras, corporaciones y agencias gubernamentales para ayudarlos en su lucha contra el fraude. Tiempo que le ha bastado para convertirse en una de las autoridades más respetadas en materia de falsificación y ciberseguridad. 

El peligro de las tarjetas de débito

Según explica el propio Abagnale en un artículo para CNBC Market, una forma de evitar el robo de identidad es evitar las tarjetas de débito. "Nunca, nunca, use una. Nunca lo he hecho y nunca lo haré. No se lo recomiendo a nadie", explica en su escrito. 

Esto de hecho ya lo ha reiterado en más de una ocasión, como las charlas de Google. Según dice el experto en fraude: "Es la peor herramienta financiera que se haya dado al consumidor". ¿Por qué? "Cada vez que utiliza una, pone en riesgo su dinero y su cuenta bancaria", dice. 

El motivo, cuenta, es que con las tarjetas de crédito, "la Ley limita mi responsabilidad si hay un uso no autorizado". Fran Abagnale pone como ejemplo que si ha una gran violación de datos y un criminal obtiene su tarjeta de crédito y gasta dinero, está "protegido", ya que la compañía cancelará esa tarjeta, no será responsable de ninguna compra y no perderá ninguna cantidad. 

"Sin embargo, si un criminal utiliza mi tarjeta de débito, no podré recuperar el dinero", apunta. 

La tecnología, la mejor herramienta del ladrón

Pero, gracias al avance tecnológico, ¿no sería hoy más difícil para un ciberdelincuente hacerse con los datos personales de su víctima?. Se trata de la pregunta que un joven le hizo al propio Abagnale durante una de sus charlas. 

"No, no es más difícil. De hecho, es aproximadamente 4.000 veces más fácil hoy de lo que era entonces", responde el experto. 

"En la década de 1960, cuando escribí cheques falsos bajo el nombre  número de cuenta de una empresa o de una persona robando su identidad, necesitaba una imprenta de cuatro colores, un equipo de composición y los conocimientos técnicos para operar esas máquinas", explica a CNBC, Frank Abagnale. 

Ahora, según el exconvicto, con unas llamadas telefónicas y un rastreo en la web, se podría acceder fácilmente a los datos bancarios de una persona o entidad. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios