Convertirse en funcionario

Temarios, clases, burocracia.. ¿Cuánto cuesta prepararse para una oposición?

El número de alumnos aumenta, sobre todo en el caso de las mujeres, con la publicación de la oferta de empleo público más grande de la historia. 

CCOO lleva este martes a debate en Mesa Sectorial las oposiciones de Secundaria de 2014

El negocio de las academias de preparación de oposiciones vuelve a estar en alza después de la convocatoria de la oferta de empleo público más grande de los últimos años. Desde que se presentasen las convocatorias para las diferentes pruebas de todas las ramas hace casi un año, las aulas de estas academias han vuelto a llenarse de estudiantes ávidos de un trabajo de por vida.

Pero los costes de unas y otras oposiciones son muy diferentes en tiempo y dinero para el estudiante. Al coste de la academia de preparación, hay que sumar el precio de los temarios, las tasas de examen y el material de papelería utilizado durante todos los meses (o incluso años) de preparación. Todo ello, para que el ratio de estudiantes por plaza sea cada vez más alto, lo que implica que hacerse con una es cada vez más difícil.

El caso de las pruebas al servicio de Correos es una de las más llamativas. Se han presentado 484.000 solicitudes para una convocatoria de 10.000 plazas, según datos de la propia empresa. Esta es, precisamente, una de las oposiciones con menos coste para el opositor. Los temarios no llegan a los 100 euros y el coste de la academia ronda los 75 euros al mes. Además, el tiempo de preparación también es uno de los menores, en torno a un año.

Otras de las más solicitadas son las plazas de auxiliar administrativo que, al no exigir una titulación concreta, atraen a un mayor número de estudiantes, según indica Verónica Rivero, responsable de oposiciones de Aranda Formación. El pasado mes de enero se publicó una convocatoria de casi 5.000 plazas para la administración del Estado para las que se presentaron unas 140.000 solicitudes, lo que da como resultado unas 30 personas para cada plaza.

Por otra parte, las oposiciones a cualquiera de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a los diferentes cuerpos de bomberos, tienen una dificultad añadida: además de las pruebas teóricas, cuentan con una fase práctica en la que es necesario pasar una serie de pruebas físicas. A pesar de ello, según indica Juan Luis Llanes, preparador de oposiciones en la academia Master D, siguen siendo unas de las más asequibles para los alumnos. El precio ronda los 100 euros mensuales y el tiempo medio de preparación es de un año.

A medida que aumentan el número de pruebas que hay que superar para obtener la plaza, se incrementa el precio y el tiempo de preparación. Esto es lo que ocurre con las pruebas a gestor procesal, en las que el tiempo medio de estudio se extiende hasta el año y medio, según indican desde Aranda Formación. En cuanto a su precio, aumenta al incluir una prueba de caso práctico y necesitar más especialización. 

En el lado opuesto se encuentran las oposiciones a juez, unas de las más caras. Los temarios pueden llegar a los 1000 euros, mientras que las academias se sitúan alrededor de los 300 euros mensuales. En cuanto al tiempo empleado para llegar a la judicatura se sitúa en torno a los cuatro o cinco años y son consideradas como unas de las oposiciones más arduas.

Perfil del opositor

El perfil del opositor ha cambiado mucho en los últimos años y las aulas se llenan ahora, sobre todo para oposiciones del campo de la administración, de mujeres de mediana edad que buscan una estabilidad laboral después de ser madres.

En cambio, en otras oposiciones más específicas, como las de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el perfil del opositor cambia de forma radical: "El perfil es más joven", argumenta Rivero. La edad máxima para presentarse a estas pruebas es de 40 años, en el caso de la Guardia Civil, lo que limita el número de opositores y su perfil. De este modo, Juan Luis Llanes, preparador de oposiciones en la escuela Master D de Madrid, comenta que los aspirantes a este tipo de puestos suelen ser hombres jóvenes con los "estudios obligatorios o el bachillerato recién terminados".

En el ámbito de la justicia, el perfil de aquellos que quieren convertirse en funcionarios también es distinto: "Existe un nicho de recién licenciados", confirma Rivera, lo que hace que las clases de preparación de estas oposiciones estén llenas de gente más joven. 

Ahora en Portada 

Comentarios