Rebajas fiscales

Todos los impuestos que puedes llegar a ahorrar con fondos de inversión

Este tipo de productos financieros ofrecen a los clientes importantes reducciones fiscales, especialmente al realizar la declaración de la Renta.

App de una fondo de inversión.
App de una fondo de inversión.
©[Relif de Getty Images] a través de Canva.com

Los ahorros de los españoles se canalizan principalmente a través de productos conservadores. Aquellos que se perciben como cercanos, ofertados por el banco donde está fijada la cuenta corriente del cliente, y sencillos de entender. La prioridad de los ahorradores españoles, en general, es mantener el patrimonio intacto, mientras que los rendimientos que se le puedan rascar a ese dinero quedan en un segundo plano.

Los últimos años esas caras conocidas para los particulares, depósitos, cuentas remuneradas o seguros de ahorro, a duras penas se han mantenido en terreno positivo. Los bajos tipos de interés han hecho mella en los productos favoritos de los particulares. Y la inflación creciente de los últimos meses, lejos de ayudar a los inversores menos arriesgados, les ha recortado valor a sus ahorros. Además, la fiscalidad de los depósitos también juega en contra del inversor.

Un estudio de la Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos (EFAMA) revela que durante la pasada década el margen de ganancias netas de los depósitos fue de apenas un 0,5% a nivel europeo. Los fondos de inversión, al contrario, se colocaron en la parte alta de la tabla, con un rendimiento del 11% y unos costes del 1,8%, para ofrecer una ganancia limpia del 9,2%. "La mayoría de los hogares europeos no ahorran directamente en instrumentos del mercado de capitales. La razón principal es que muchas personas tienen aversión al riesgo y desconocen los posibles rendimientos generados por la inversión en valores y fondos", valora EFAMA.

Los fondos de inversión resultan atractivos también por los ahorros fiscales que conllevan. Hasta que no se reembolsan las participaciones que una persona tiene en un fondo, no se tributa por ellas. Esto quiere decir que este vehículo de inversión tiene una fiscalidad diferida: el inversor no percibe los resultados que obtiene el fondo (tanto ganancias como pérdidas) de forma efectiva hasta que entrega sus participaciones.

¿Qué impuesto se paga?

Después de retirar las participaciones del fondo sí habrá que tributar el resultado en la declaración de la Renta como IRPF. En concreto, el rendimiento (positivo o negativo) de un fondo tiene consideración de ganancia o pérdida patrimonial y se tiene que incluir en la base imponible del ahorro del IRPF.

El impuesto a pagar varía por tramos: es del 19% de las ganancias cuando éstas no llegan a 6.000 euros; del 21% entre 6.000 y 50.000 euros; y del 23% por ganancias que superan los 50.000 euros. Estos porcentajes son comunes a toda España salvo en el País Vasco (cinco tramos) y Navarra (cuatro tramos).

¿Cuánto se tributa por pérdidas?

Aquí figura una de las ventajas en términos de fiscalidad y ahorro que ofrecen los fondos de inversión. La ley del IRPF contempla compensar las pérdidas de un fondo con las posibles ganancias obtenidas en los cuatro años siguientes, ya sea a través de fondos u otros activos, como las acciones.

Pongamos un ejemplo: Marta (nombre ficticio) retira las participaciones de un fondo de renta variable. Ha conseguido 1.000 euros de beneficio, pero ese mismo año ha vendido en bolsa acciones de una empresa. Como las vendió a un precio más barato que cuando las había comprado, sale perdiendo, en concreto 250 euros. Cuando haga la declaración de la Renta Marta, gracias a la compensación de pérdidas y ganancias, deberá pagar el IRPF en el tramo del 19% y solo por el resultado (750 euros).

Otra ventaja fiscal de este vehículo es la posibilidad de compensar pérdidas con el saldo positivo que el particular tenga en el otro componente de la base imponible del ahorro: los rendimientos de capital mobiliario (con un límite máximo del 25%). En este apartado se incluyen los intereses en cuentas bancarias o depósitos, el cobro de dividendos u operaciones de renta fija, entre otros. Y con compensaciones en ambas direcciones: un saldo negativo en los rendimientos de capital mobiliario se podrá compensar (hasta un 25%) con el saldo positivo del apartado de ‘ganancias y pérdidas patrimoniales’.

Esta segunda ventaja fiscal se puede trasladar al ejemplo de Marta, que para la declaración de la Renta del año siguiente tiene una situación patrimonial diferente. Ha retirado las participaciones de sus fondos de inversión con un balance negativo de 500 euros. Aunque ese año no vendió acciones como había hecho el año previo, había contratado un depósito a plazo fijo que le generó 100 euros.

Al tratarse de un rendimiento del capital mobiliario, Marta puede compensar un 25% de los obtenidos, 25 euros. De esta forma, en la declaración del IRPF pagará impuestos por 75 euros de ganancias. De las pérdidas (esos 500 euros) le quedarán 425 euros que puede compensar en los cuatro años siguientes con beneficios de otros activos.

Fiscalidad de los traspasos

La tríada de ahorros fiscales la completa la figura del traspaso entre fondos. El paso de los activos de un fondo a otro está exento del llamado 'peaje fiscal'. Esto significa que una persona puede mover el dinero sin pagar impuestos, independientemente de que se hayan cosechado beneficios o pérdidas.

Además de la tributación como partícipe en un fondo de inversión, los fondos tienen un régimen fiscal propio. Tributan al Impuesto de Sociedades al tipo del 1% anual. Este impuesto, calculado por la sociedad gestora del fondo, se deduce diariamente del valor del fondo de inversión, por lo que el inversor no tiene que hacer ninguna gestión al respecto.

Tarde o temprano, habrá que rendir cuentas ante Hacienda por los fondos, pero es importante decidir cuándo hacerlo. O lo que es lo mismo, acertar el momento en el que compensa contratar o deshacerse de estos productos y recoger los frutos que han generado.

Para tomar estas decisiones, una opción pasa por acudir a la plataforma de asesores financieros de Finect. Tras rellenar un breve formulario, estos profesionales brindarán la mejor ayuda para tomar las decisiones financieras más acertadas. También se puede consultar una amplia gama de fondos que se ajustan al perfil de cada inversor.

Mostrar comentarios