Tokio cierra en su máximo en cerca de seis años por la caída del yen

  • La Bolsa de Tokio acabó hoy con una racha de dos sesiones consecutivas en negativo para cerrar en su máximo desde el 12 de diciembre de 2007, casi seis años, en una jornada marcada por la depreciación del yen frente al dólar y los buenos resultados bursátiles registrados en EEUU y Europa.

Tokio, 28 nov.- La Bolsa de Tokio acabó hoy con una racha de dos sesiones consecutivas en negativo para cerrar en su máximo desde el 12 de diciembre de 2007, casi seis años, en una jornada marcada por la depreciación del yen frente al dólar y los buenos resultados bursátiles registrados en EEUU y Europa.

El selectivo Nikkei avanzó hoy 277,49 puntos, un 1,80 por ciento, y quedó en 15.727,12 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, avanzó 13,96 puntos, un 1,11 por ciento, y se situó en 1.261,04 unidades.

Casi la totalidad de los 33 sectores que forman el parqué tokiota cerraron con ganancias, lideradas por los de transporte marítimo, papelero y el de financiación al consumidor, mientras que cerraron en negativo únicamente los de minería e hidrocarburos.

La Bolsa de Tokio rebotó hoy con fuerza tras dos jornadas consecutivas de caídas en una sesión en la que los inversores se lanzaron a las compras, después de los buenos resultados cosechados en las plazas europeas y Wall Street, donde el Dow Jones alcanzó un nuevo récord histórico por quinta jornada consecutiva.

Las empresas exportadoras, un pilar vital para la economía nipona, se vieron beneficiadas por la caída del yen frente al dólar, con la que se intercambió temporalmente en la banda baja de los 102 yenes, su máximo en medio año.

Mientras, el euro alcanzó su máximo en cuatro años tras moverse en la banda de los 138 yenes, impulsado por tras el acuerdo político alcanzado en Alemania.

"El panorama que rodea a la economía japonesa se mantiene favorable", manifestó Shoichiro Yamauchi, analista de Nomura Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

Además, el optimismo se vio impulsado por la posibilidad de que el Banco de Japón lleve a cabo nuevas medidas de flexibilización monetaria, al margen de su actual agresiva estrategia para alcanzar el objetivo inflacionario.

La caída del yen impulsó con fuerza a valores como Hitachi, que se disparó un 4,5 por ciento, y a algunos fabricantes de automóviles como Honda Motor que se apreció un 1,5 por ciento o Toyota Motor que ganó un 1,1 por ciento.

Por su parte, Suzuki Motor avanzó un 2,3 por ciento, después de que el diario económico "Nikkei" informara de que la empresa japonesa planea doblar en 2014 la capacidad de producción de su fabrica en Tailandia.

En la primera sección avanzaron 998 valores frente a 625 que cayeron y 138 que cerraron sin variación, en una jornada en la que el volumen de negociación alcanzó los 2.276,16 millones de acciones, por debajo de los 2.167,09 millones del miércoles.

Mostrar comentarios