Reforma de pensiones

Los trabajadores a los que más castigará la nueva jubilación anticipada que viene

El Consejo de Ministros ya ha aprobado la primera pata de la reforma que tiene como objetivo vincular las pensiones al IPC y acercar la edad efectiva de retiro a la edad legal.

Los planes de pensiones son los productos más populares de ahorro para la jubilación.
Los trabajadores a los que más castigará la nueva jubilación anticipada que viene
©[dragana991 de Getty Images] a través de Canva.com.

El Consejo de Ministros ha aprobado, por fin después de meses de intensas negociaciones con agentes sociales y patronal, la primera pata de la reforma de pensiones que tiene como objetivo garantizar el poder adquisitivo de las mismas, mediante su vinculación con la inflación, y acercar la edad efectiva de jubilación a la edad legal, mediante una serie de incentivos al retiro demorado y penalizaciones al anticipado. Ahora se espera que llegue al Congreso para su tramitación después del verano, para que entre en vigor en 2022. 

Una de las novedades que más dudas genera son los nuevos coeficientes reductores que se aplicarán a la jubilación anticipada voluntaria, que pasarán a ser mensuales, no trimestrales y solo habrá periodos transitorios de aplicación de los mismos, en el caso de las pensiones máximas. Tal y como acaba de explicar en la Comisión del Pacto de Toledo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, "la mayoría de las personas que se jubilan [antes de la edad legal] lo hacen estando en base máxima de cotización y la concentración está materializada justo en el primer momento que es posible, es decir, con 63 años". Añade así el ministro que esto no hace más que reflejar "las decisiones que se van tomando, porque los desincentivos van reduciéndose en el tiempo, por trimestres, y por lo tanto esas barras trimestrales reflejan decisiones adicionales en trimestres posteriores, por ejemplo, jubilarse anticipadamente en un año lo hace un 10% de las personas que se retiran antes". 

Ante esto, lo que ha hecho la reforma es -dice Escrivá- unos cambios que "incentiven y propicien demorar fundamentalmente unos meses esa decisión, de forma que, en el sentido agregado, tenga efectos importantes desde el punto de vista de la sustitución". En cualquier caso, en la mayoría de los supuestos hay, incluso, "penalizaciones menores" de las actuales. 

Los nuevos coeficientes reductores se aplicarán sobre la cuantía de la pensión y siempre respetando la limitación máxima. Esta medida será además progresiva en el tiempo, de modo que cuando la prestación supere el límite máximo establecido, las penalizaciones se aplican de manera gradual, en un plazo de diez años, a contar desde el 1 de enero de 2024. Esto es así para que, según explica el ministro, "ninguna persona que esté en edad próxima a jubilar y que tenía pensado algún tipo de planteamiento se vea afectada o tenga que cambiar su plan como resultado de este incentivo". 

Dos años antes de la edad legal y salarios altos

Entonces, ¿quiénes serán los más afectados por la nueva jubilación anticipada voluntaria? Básicamente y tal y como acaba de explicar Escrivá aquellos que decidan abandonar el mercado laboral dos años antes de la edad legal. Y es que para quienes tengan cotizados menos de 38 años y 6 meses, adelantar su retiro 24 meses supondrá una reducción en su pensión de entre el 21% y el 17%, coeficiente que en ambos casos era hasta ahora del 16%, según detalla también 65ymas.com

Por su parte, el coeficiente reductor pasará a ser del 17% si los que tienen más de 41 años y 6 meses cotizados, pero menos de 44 años y 6 meses, se jubilan dos años antes. Si lo hacen un año antes, la reducción será del 2,96%. Por último, los que tengan más de 44 años y medio cotizados tendrán una reducción del 13% por jubilarse dos años antes y del 2,81% un mes antes.

 

Apunta además 65ymas que aquellos que decidan jubilarse en el último trimestre previo a la fecha que les corresponda, tendrán un coeficiente reductor en su pensión de en torno al 3% en casi todos los casos, frente al 2% actual. Así, aquellos que tienen menos de 38 años y medio cotizados tendrán una penalización mayor -3,52%- frente a los que tienen más de 44,5 años cotizados, puesto que los que tienen menos años cotizados también serán los más castigados. 

Por último, José Luis Escrivá ha explicado también durante su intervención que otra de las novedades que incluye la reforma es que los coeficientes reductores se aplicarán ahora sobre la pensión real y no sobre la base reguladora, que antes estaba topada, por lo que la reducción era de apenas un 2%. Por tanto, aquellos trabajadores con salarios más altos y que decidan retirarse antes de forma voluntaria, también verán su nómina más mermada.

Mostrar comentarios