También se adelanta a Montero

Trabajo adelanta al Supremo: los padres tampoco pagarán IRPF por la prestación

La Seguridad Social elimina desde ya la retención en las prestaciones de las madres y los padres, a la espera de que Hacienda habilite la devolución.

Magdalena Valerio papeles EFE
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio. / L. I. 

La Seguridad Social no solo ha asumido el criterio del Tribunal Supremo, que acaba de determinar que las prestaciones de maternidad no tienen que pagar el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), sino que va más allá, y extiende la exención a la paternidad. "Sería extraño que se hiciese esta distinción en un Gobierno como este", argumentan fuentes del Ministerio de Trabajo.

Era de esperar. El Ejecutivo más paritario de Europa lo tenía complicado para interpretar que el Supremo fija la exención del IRPF únicamente para las madres, aunque la sentencia, a lo largo de sus 19 folios, utilice hasta en 60 ocasiones el término "maternidad", mientras "paternidad" no aparece en ningún momento.

La ausencia de la referencia explícita a los padres ha generado muchas dudas en estos días, de cara a las reclamaciones que pueden presentar los contribuyentes ahora para exigir a la Agencia Tributaria la devolución de los ingresos indebidos por la retención del IRPF de las prestaciones en las declaraciones de la renta de los cuatro últimos años. ¿Pueden reclamar los padres, además de las madres? Fuentes de Trabajo zanjan el debate: el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha paralizado durante 15 días la tramitación de las prestaciones, tanto de maternidad como de paternidad, para que su aplicación informática deje de retener el IRPF.

Las mismas fuentes aseguran, además, que Hacienda "no tendrá ningún problema en ampliar el criterio a la paternidad". Recordemos que es del departamento que dirige María Jesús Montero de quien depende la devolución de las retenciones indebidas. "La Seguridad Social está cumpliendo la sentencia, hemos dejado de retener el IRPF desde el minuto uno", afirman. 

De hecho, según adelantan a La Información, ya desde este mes se abonarán las prestaciones sin la retención de IRPF, una vez la aplicación informática lo elimine en estas dos semanas en las que el sistema está demorando los reconocimientos de prestaciones y órdenes de pago, a la espera de la actualización informática requerida.

En este momento, es la Agencia Tributaria quien debe explicar a los contribuyentes, madres y padres que pagaron un IRPF considerado ahora indebido por la Justicia, si deberán presentar sus reclamaciones por lo retenido de más en los últimos cuatro años –los no prescritos– a través de rectificaciones de sus autoliquidaciones, declaraciones de la renta complementarias en la próxima primavera, o bien si Hacienda realizará las devoluciones de oficio.

Esta última vía es la preferida por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien ha enviado una carta a Montero para pedirle que actúe 'motu propio', por considerar que las personas que pagaron de más por una mala interpretación del Ministerio de Hacienda no tienen por qué perder ahora tiempo y dinero, en el caso de que acudan a gestores o abogados.

En el equipo de Magdalena Valerio admiten que sus compañeros de Hacienda temen una avalancha de reclamaciones, como han augurado desde los principales despachos de abogados, y trabajan en la elaboración de un "mecanismo" que facilite los trámites. Desde CCOO, su secretaria de Mujeres e Igualdad, Elena Blasco, reconoce a La Información que "lo más probable es que las devoluciones no puedan hacerse de oficio", y señala como prioritario que el procedimiento sea "rápido" y "no discriminatorio". A su juicio, la exención debe ampliarse a a la paternidad, siempre en busca de la "corresponsabilidad".

Gestha recomienda esperar

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, recomiendan esperar unas semanas antes de empezar a reclamar las devoluciones del IRPF, después de calcular que la exención tendrá más de 1.100.000 afectados (1,08 millones de mujeres y 20.700 padres). En concreto, sugieren posponer la solicitud hasta que la AEAT decida si implanta una herramienta informática que agilice al máximo el proceso.

No obstante, para evitar que las oficinas de la AEAT colapsen tras la llegada de las primeras peticiones, se espera que se habilite un formulario específico que facilitará su cumplimentación y acelerará el trámite de la presentación de la solicitud.

En caso de que la solicitud sea considerada procedente, el órgano competente de la AEAT practicará una liquidación provisional que rectificará la declaración presentada y en unos meses devolverá la cantidad indebidamente cobrada más los intereses de demora que correspondan, explican los técnicos. 

Ahora en Portada 

Comentarios