El Plan Director de Seguridad Vial coordinará a seis consellerias para luchar contra los accidentes en carretera

El Plan Director de Seguridad Vial coordinará a seis consellerias para luchar contra los accidentes en carretera

Así lo ha destacado la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, quien ha detallado que se creará una comisión de seguimiento del plan, que estará integrada por un director general de cada una de las consellerias participantes y que se encargará, entre otras funciones, de la evaluación, coordinación, comunicación y representación sobre el despliegue de este plan director. Además, cada departamento implicado deberá realizar programas de actuación durante 2017 donde se especifiquen medidas en sus respectivas áreas.

El plan también pretende aumentar la participación ciudadana para conseguir la implicación de toda la sociedad. Para ello, se habilitará una web para la seguridad viaria con información para el usuario y también un buzón donde se podrán realizar consultas y peticiones ciudadanas.

Por otra parte, una vez se apruebe el plan, entrarán en vigor una serie de medidas que constituyen un decálogo de partida para aplicar de forma inmediata y donde destacan actuaciones concretas en materia de urbanismo, movilidad, educación, salud y emergencias.

Durante la presentación del Plan Director de la Seguridad Vial (PDSV), que ha contado con la participación del director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, se ha destacado que el documento tiene como objetivo general "la reducción de la accidentalidad y de sus consecuencias en toda la Comunitat".

Asimismo presenta "un marcado carácter multidisciplinario y multisectorial, abierto a toda la sociedad y enfocado a colectivos y temas claves, donde la seguridad quede integrada en la movilidad para realmente hablar de movilidad sostenible", ha añadido.

En este sentido, la consellera ha valorado la colaboración con la que se ha contado para su elaboración por parte de las administraciones públicas, organismos y asociaciones, lo que "potenciará la actuación de la Generalitat en pro de la reducción de la siniestralidad, al mismo tiempo que promoverá e impulsará las actuaciones de otros administraciones y asociaciones comprometidas con la seguridad vial".

Así, en el desarrollo del PDSV han participado las consellerias de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio; Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo; Sanidad Universal y Salud Pública; Educación, Investigación, Cultura y Deporte; Igualdad y Políticas Inclusivas y la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, detalla la Generalitat en un comunicado.

DECÁLOGO

Este plan director se desplegará por medio de programas que elaborarán las diferentes consellerias y recogerá actuaciones a ejecutar ya en el año 2017 y, en todo lo que sea posible, canalizará propuestas o actuaciones que provengan de otras entidades a través de los correspondientes mecanismos de colaboración.

Sin embargo, no será necesario tener elaborados los programas mencionados para que se noten los efectos del PDSV, ya que, desde el día siguiente a la publicación del decreto, serán de cumplimiento obligatorio una serie de disposiciones que constituyen un decálogo de partida para una nueva forma de gestión en materia de seguridad vial.

Entre estas disposiciones destacan las medidas que se incorporarán en materia urbanística, ya que, todas las actuaciones urbanísticas tendrán que incluir un análisis de las conexiones de la red viaria en la que se establezcan unas condiciones mínimas para garantizar la seguridad vial y los planes generales de ordenación urbana también deberán incluir un análisis de accidentalidad identificando los puntos de mayor siniestralidad y las medidas correctoras que se deben adoptar. Además, también en aquellas actuaciones estratégicas se deberán garantizar modos más sostenibles de desplazamiento y no tanto en transporte privado.

En cuanto a los planes de movilidad que está preparando el Gobierno valenciano, así como los que preparen los ayuntamientos, deberán analizar la accidentalidad y la evolución, así como proponer acciones para mejorar la seguridad de los peatones, ciclistas y resto de usuarios del transporte. La Conselleria de Obras Públicas también se compromete a estudiar la conveniencia de incorporar un tercer carril de adelantamiento en algunos tramos de carreteras convencionales para reducir la accidentalidad por colisión frontal.

La Generalitat también apoyará la investigación de diferentes departamentos, organismos o institutos para mejorar la seguridad vial y se establecerá un Plan de Calidad en los servicios de Inspección Técnica de Vehículos para mejorar el servicio e incrementar la información que reciban los usuarios. En educación se trabajará para aumentar la presencia de la educación vial en la formación, en materia de salud se promocionará y apoyará el transporte y el desplazamiento activo, seguro y saludable al puesto de trabajo y la dirección general de emergencias llevará a cabo actuaciones tecnológicas para la adecuación del servicio 112 y se incrementará la formación a los colectivos de emergencias en esta materia.

En su intervención, María José Salvador ha hecho referencia a que "la seguridad de la circulación por carretera y vías urbanas debe ser y es objetivo prioritario para las administraciones públicas, como lo es para el Gobierno valenciano".

Como dato de interés representativo en materia de accidentalidad, Salvador ha citado que "en el año 2001, España ocupaba el lugar 17 dentro de los 28 países que forman parte de la Unión Europea, con una tasa de 136 muertos por millón de habitantes, por encima de la tasa europea, que era de 113; en el 2014 España ocupaba ya el sexto lugar, con 36 muertos por millón de habitantes, ya por debajo de los 51 de media de la Unión Europea en ese año".

En la Comunitat Valenciana, la tasa de mortalidad por millón de habitantes en el año 2014 fue de 34, inferior a los 51 de la Unión Europea y a la media estatal. Sin embargo, ha asegurado que "mientras continúen habiendo pérdidas de vidas humanas no podemos estar satisfechos y, por tanto, estamos dispuestos a actuar mediante este Plan Director de Seguridad Vial con medidas concretas, más coordinación y participación, porque nuestro objetivo debe ser la visión cero, con cero accidentes de tráfico con víctimas y heridos graves".

En este sentido, la consellera ha informado de que el presupuesto de obras públicas para 2017 ya contempla una inversión de 11,7 millones de euros para diferentes actuaciones concretas en las carreteras valencianas y ha citado algunos ejemplos en cada provincia, como la mejora de la seguridad vial en la CV-141 en Peñíscola, la construcción de una glorieta en la CV-686 de Real de Gandia o la mejora de la seguridad vial en la CV-95 en el acceso este a San Miguel de Salinas. Unas actuaciones que se completarán también con las que se realicen a través de los contratos de mantenimiento y conservación de carreteras, que aumentarán un 38% la inversión para los próximos cuatro años.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios