Se roba tanto cobre en vías de tren como lo que cuestan los Parques Nacionales

El robo de cobre en vías ferroviarias ha costado a Adif 33 millones de euros en los últimos 5 años, que es el presupuesto destinado a mantener los 15 Parques Nacionales del país.

Cataluña y Andalucía son las regiones donde más robos hay, aunque ninguna comunidad autónoma se escapa de las sustracciones.

La Generalitat regula las anualidades para financiar el soterramiento de las vías del AVE en Alicante

El robo de cobre en vías de tren, tanto en el AVE como en trazados convencionales, ha costado a las arcas del Estado más de 33 millones de euros en los últimos cinco años. Entre 2012 y 2016 hay registradas sustracciones en todas las comunidades autónomas, siendo Andalucía y Cataluña las más conflictivas.

El coste de 33 millones en cobre robado es la misma inversión destinada en los Presupuestos Generales del Estado a la conservación de los 15 parques nacionales que hay en España, lo que supone que estos ecosistemas tendrán un 22,9% menos de recursos económicos que en los PGE de 2016.

Según los datos registrados por Adif, en 2016 se robaron 64.338 metros de cobre en las vías ferroviarias, lo que supuso un coste de 3.268.862 euros. Durante el pasado año fue Andalucía la zona más candente. Allí la Guardia Civil tuvo que emplearse a fondo para esclarecer un suceso en el que los ladrones sustrajeron 30 kilómetros de cable, lo que supuso unas pérdidas de 1.480.000 euros. También se registraron 6 incidentes en Aragón que supusieron un coste de 1 millón de euros.

2015 y, especialmente, 2014, fueron los años en los que los ladrones de cobre hicieron su agosto. Ocasionaron pérdidas de 10,4 y 8,1 millones, respectivamente. Cataluña fue un territorio especialmente movido ya que allí hubo pérdidas por valor de más de ocho millones de euros. En 2014, además, en Castilla-La Mancha desaparecieron 53 kilómetros de cable, lo que supuso pérdidas de 1,7 millones de euros.

En 2012 fue Castilla y León el lugar elegido por ladrones de cobre para robar 48 kilómetros, lo que provocó unas pérdidas de 1,8 millones de euros. En Madrid, las cifrasllegaron a los 998.000 euros en 2012 a los 19,58 del pasado año.

En cuando a las cuentas de Adif, en el proyecto de Presupuestos que está previsto que se apruebe el próximo mes, se contempla que la compañía cierre 2017 con unas pérdidas de 353 millones de euros, un 7,6% más que las registradas en 2016 (328 millones de euros). El importe de la cifra de negocio de Adif se situará este 2017 en unos 515 millones de euros, muy similar a la de 2016, en tanto que los gastos de personal bajarán de los 15 millones del año pasado a los 14,6 millones previstos para el presente ejercicio.

Ahora en portada

Comentarios