Los nueve consorcios de transportes metropolitanos mueven a más de 60 millones de viajeros en 2016, un 2,2% más que 2015

Según ha informado la Junta en una nota, los consorcios operan en las ocho capitales de provincias y sus áreas metropolitanas más el Campo de Gibraltar y prestan servicio público de transporte a través de los autobuses interurbanos y urbanos, los metros de Sevilla y Málaga y el catamarán de la Bahía de Cádiz.

La Consejería de Fomento indica que este positivo balance pone de manifiesto el avance y consolidación del transporte público y la movilidad sostenible en las áreas metropolitanas en Andalucía tras los años de crisis.

Teniendo en cuenta los diferentes modos de transporte, de enero a diciembre, los autobuses interurbanos, que son los que conectan los municipios que conforman las áreas metropolitanas, fueron el medio más usado por los usuarios, con 39,64 millones de viajes, lo que representa una subida del 0,05 por ciento en relación a 2015.

A continuación, destacaron los metros de Sevilla y Málaga, que transportaron en esos doce meses a 10,72 millones de personas a través del uso de la tarjeta de transporte de los consorcios, lo que representa un incremento de la afluencia del 5,6 por ciento.

Los autobuses urbanos alcanzaron 9,44 millones de viajes con este mismo título de viaje, lo que implica un crecimiento del 8,72 por ciento. En este medio de transporte suele incluirse la red de buses de las capitales y de las grandes ciudades integradas en estos consorcios. El catamarán que da servicio entre Cádiz y El Puerto de Santa María y entre Cádiz y Rota acumularon el año pasado 461.136 desplazamientos, lo que supone un descenso del 2,59 por ciento.

CASI 1,5 MILLONES DE TARJETAS EN USO

Los nueve consorcios tienen en uso a diciembre de 2017 un total de 1,47 millones de tarjetas de viajes, lo que representa un crecimiento del 11,5 por ciento con respecto a 2015, equivalente a 151.769 nuevos títulos expedidos. La elección de este sistema de pago es cada vez mayor por parte de los usuarios, ya que aplica descuentos de en torno a un 30 por ciento sobre el precio del billete sencillo y de aproximadamente un 40 por ciento en los transbordos.

La tarjeta única es el título más usado en algunos modos de transportes adheridos a la red de consorcios de Andalucía, como es el caso del metro de Sevilla, donde en torno al 60 por ciento de los desplazamientos se realizan a través de este sistema; o los autobuses metropolitanos, con cifras superiores al 65 por ciento.

Este título también es válido como medio de pago en los servicios de Cercanías de Renfe, concretamente en los tres núcleos de Cercanías de Sevilla, Málaga y Cádiz; y está habilitado en el Media Distancia Sevilla-Cádiz.

A diciembre de 2016, los viajeros de los nueve consorcios realizaron 4,78 millones de operaciones de venta, recarga y consultas de tarjetas en los 2.085 puntos de venta existentes en estos ámbitos metropolitanos.

Los consorcios, integrados por la Junta, las ocho diputaciones y 207 municipios, prestan servicio a 5,47 millones de habitantes, más del 65 por ciento del total regional. El primer ente que se creó fue el de Sevilla en 2002; y posteriormente se le sumaron el de la Bahía de Cádiz y el de Granada en 2003; Málaga en 2004; Campo de Gibraltar en 2005; Almería, Jaén y Córdoba en 2007. El de Huelva se constituyó en 2010, completándose ese año la red.

Los nueve consorcios de transportes metropolitanos mueven a más de 60 millones de viajeros en 2016, un 2,2% más que 2015

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios