Renfe prorroga a 2017 su 'contrato' con el Estado para prestar servicios de Cercanías y Regionales

Renfe prorroga a 2017 su 'contrato' con el Estado para prestar servicios de Cercanías y Regionales

Renfe ha prorrogado un año más, para el ejercicio 2017, el contrato que tiene con el Estado para prestar circulaciones ferroviarias de Cercanías y Regionales consideradas de servicio público.

La extensión al próximo ejercicio de este 'contrato' se ha autorizado este viernes en Consejo de Ministros, toda vez que, tal como establece la ley, el Gobierno ya ha aprobado el 'techo de gasto' de 2017.

En virtud de este contrato, Renfe se encarga de garantizar conexiones ferroviarias de Cercanías y Media Distancia (regionales convenionales) que no son rentables económicamente, pero que garantizan la movilidad de los ciudadanos y la vertebración y conexión de determinadas zonas del país y que, por ello, han sido previamente declaradas como 'obligaciones de servicio público'.

Para costear estos servicios, la compañía ferroviaria pública recibe anualmente el preceptivo pago o contraprestación del Estado. La correspondiente al ejercicio 2016 ascendió a unos 500 millones de euros.

LOS QUE MÁS VIAJEROS TRANSPORTAN.

Renfe destina este importe exclusivamente a cubrir el déficit que genera la prestación de las referidas conexiones ferroviarias públicas.

La compañía ferroviaria no puede utilizar recursos públicos para el resto de sus servicios, el AVE y la Larga Distancia, dado que tienen carácter comercial y deben costearse con lo que la empresa ingresa por su explotación.

No obstante, los servicios de Renfe con carácter público son los que mayor número de viajeros transportan cada año. En 2015, los trenes de Cercanías de los distintos núcleos de población donde se presta este servicio transportaron 403, millones de pasajeros, mientras que los de Media Distancia convencional, a unos 24 millones. De su lado, el AVE movió 19,4 millones de usuarios, y la Larga Distancia, 11 millones más.

Ahora en portada

Comentarios