UNO DE CADA TRES JÓVENES APOYA SUBIR LOS LÍMITES DE VELOCIDAD EN AUTOVÍAS Y AUTOPISTAS DE PEAJE

- Y uno de cada cuatro apuesta por endurecer los de alcohol y drogas, según un estudio de Abertis y la DGT. Uno de cada tres jóvenes españoles de entre 16 y 22 años es partidario de aumentar los límites de velocidad en las autovías y las autopistas de peaje, según un estudio realizado por la Fundación Abertis y la Dirección General de Tráfico (DGT).
El estudio, elaborado por SigmaDos con una encuesta presencial a 2.000 jóvenes, fue presentado este viernes en una rueda de prensa en Madrid por el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, y el director de Relaciones Institucionales y RSC de Abertis, Sergi Loughney.
La opinión mayoritaria de los jóvenes encuestados es que los actuales límites de velocidad en las carreteras y las ciudades españolas son adecuados y deberían mantenerse: 81,1% de apoyo juvenil en las calles; 75,0% en las carreteras convencionales; 60,1% en las autovías, y 54,7% en las autopistas de peaje.
Sin embargo, alrededor de un tercio de los jóvenes prefiere incrementar esos límites en las autopistas de peaje (38%) y en las autovías (32%), mientras que el porcentaje disminuye para las carreteras secundarias (12%) y para las calles (6%).
En relación a las autopistas y autovías, los hombres son mucho más partidarios de aumentar el límite máximo de 120 km/h (entre un 40 y un 47%) frente a las mujeres (del 24 al 29%).
Lo contrario ocurre con las vías urbanas, ya que casi el doble de jóvenes prefiere que los límites de las calles bajen (11,5%) a que aumenten (6,2%).
Por otro lado, ocho de cada 10 jóvenes (concretamente, el 79,6%) considera que el actual sistema del carné por puntos, que entró en vigor en 2006, es una herramienta que mejora la seguridad vial, un apoyo que es mayor en las mujeres (81,0%) que en los hombres (78,2%).
MEDIO AMBIENTE
En cuanto a los límites de alcohol y drogas para conducir, la mayoría de los jóvenes (59,5%) los ve adecuados para garantizar la seguridad vial, en tanto que uno de cada cuatro (26,4%) es partidario de endurecerlos y un 11,1% los ve excesivos y cree que deberían reducirse.
El estudio indica que la mayor parte de los jóvenes españoles considera que la presencia de cuerpos de seguridad en las carreteras (Guardia Civil, Ertzaintza y Mossos d’Esquadra) contribuye a mejorar la seguridad vial (84,7%), están para ayudar (83,8%) y facilitan la circulación (73,3%), aunque también es mayoritaria la opinión de que “están para multar” (68,8%).
Por otra parte, la mayoría de los jóvenes está de acuerdo con que se limiten los desplazamientos de los vehículos privados por razones medioambientales en el centro de las ciudades (79,7%) y en los accesos a los núcleos urbanos (56,8%), y en tales casos se desplazarían en transporte público (53,6%).
En un futuro, los jóvenes se ven sobre todo conduciendo un vehículo de motor de combustión (64,9%), aunque este porcentaje desciende ante la pregunta de qué preferirían (un 33,6% opta por el coche eléctrico; un 32,5%, de motor de combustión, y un 26,4%, híbrido).
El estudio señala que los jóvenes otorgan un valor a la experiencia ante el volante, ya que el 61,2% de ellos considera que los mayores de 40 años conducen mejor que los jóvenes.
Loughney subrayó que del estudio se desprende que España cuenta con “una juventud consciente de dónde están los problemas” en materia de seguridad vial y valoró el compromiso de los jóvenes con el medio ambiente.
Por su parte, Serrano recalcó que el binomio jóvenes-seguridad vial era “complicado” hace algunos años en España, pero añadió que “esta situación se ha revertido”. De hecho, destacó que un total de 741 personas de 18 a 25 años fallecieron en accidentes de tráfico en 2006, cifra que descendió a 170 en 2015, lo que supone una reducción del 77%.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios