La vía ciclista que conecta Camas con la red urbana de Sevilla registra más de 1.000 usuarios diarios

Según ha informado el Gobierno andaluz en una nota, aunque el uso de esta vía ciclista experimenta un leve incremento en el fin de semana, motivado especialmente por el mercadillo de los domingos en el Charco de la Pava y las excursiones a Santiponce, prácticamente la mitad de los desplazamientos se realizan hacia la capital y la otra mitad hacia el área metropolitana, lo que da una idea de que el uso de la vía ciclista de lunes a viernes es de "carácter cotidiano" y son desplazamientos, principalmente, por "motivos laborales".

En cuestión de horarios, el puente de las Señoritas registra más tráfico de bicicletas a primera hora de la mañana, entre las 7,00 y las 9,00 horas, y al final de la tarde, en el periodo comprendido entre las 18,00 y las 21,00 horas. Sin embargo, durante el fin de semana, el mayor tráfico de bicicletas se sitúa en las horas centrales del día, hasta las 14,00 horas.

El tráfico de ciclistas acumulado en el itinerario que une Camas con la red urbana de Sevilla, desde que se terminaron de ejecutar las obras de esta vía ciclista en junio de 2015, es de medio millón de desplazamientos, un volumen que es "comparable", por ejemplo, al flujo de ciclistas registrado en ciudades como Buenos Aires, San Francisco, Lyon, Hannover o Londres.

El trazado de este itinerario, construido por la Consejería de Fomento y Vivienda, tiene una longitud total de 7,6 kilómetros de recorrido, divididos en dos trayectos principales cuyos puntos finales conectan con carriles bici existentes en la Isla de la Cartuja, en Sevilla capital. El punto de inicio de ambos ramales es común ya que parten de la estación de Cercanías de Camas.

El tiempo de recorrido desde la estación de Cercanías de Camas hasta cualquiera de los dos puntos en los que conecta con la red urbana de Sevilla en la Isla de La Cartuja es de 20 minutos aproximadamente. Este itinerario ha sido diseñado para resolver los desplazamientos cotidianos en bicicleta desde el Aljarafe centro a Sevilla capital, conectando itinerarios entre sí y con los principales nodos de transporte existentes. El "éxito" en el uso de la vía ciclista da cuenta de la "necesidad" de conexión del área metropolitana de Sevilla con la red urbana ciclista de la capital, con el fin de consolidar poco a poco la alternativa en los desplazamientos al vehículo motorizado.

MÁS CICLISTAS CON LA NUEVA PASARELA EN LA SE-30

La Junta tiene previsto incrementar el volumen de usuarios de la bicicleta como medio de transporte entre el Aljarafe y la capital con las construcción de la nueva pasarela ciclopeatonal sobre la autovía SE-30, cuyas obras acaban de comenzar con un plazo de ejecución de seis meses, por lo que se prevé su finalización para principios del próximo verano con una inversión de 1,22 millones de euros.

Esta infraestructura, "altamente demandada por colectivos ciclistas y sociales aljarafeños", permitirá enlazar el trazado existente del carril bici del puente metálico de San Juan de Aznalfarache desde este municipio con la red ciclista de Sevilla, conectando esta parte del Aljarafe con la capital y aportando así otra vía de conexión segura con la ciudad como la del puente de las Señoritas.

La nueva pasarela sobre la SE-30 ya en ejecución tendrá una longitud total de 240 metros y un vano central que salva la ronda de circunvalación de 58 metros entre las pilas. La plataforma cuenta con dos rampas de acceso de hormigón armado de un ocho por ciento máximo de pendiente para facilitar la accesibilidad a ciclistas y personas con movilidad reducida. Estas estructuras tendrán un trazado en curva para salvar la complejidad que supone encajar la infraestructura en el espacio disponible, adecuándose así a los requisitos de alzado (5,5 metros sobre la SE-30) acordados con el Ministerio de Fomento.

Estas vías que conectan el Aljarafe con la capital forman parte del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) de la Junta de Andalucía, que pone especial atención en las áreas metropolitanas andaluzas por considerarlas determinantes para un nuevo modelo de movilidad alternativo al coche y protagonizado por los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público. La intermodalidad ofrece también un potencial importante al uso de la bicicleta, al mismo tiempo que supone un incentivo para el uso del transporte público incrementando su radio de acción. De hecho, el uso combinado de la bicicleta y el transporte público es uno de los "objetivos" de las políticas de la Junta en el fomento de la movilidad sostenible en las grandes áreas metropolitanas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios