Cuevas resalta el trabajo entre el Gobierno y Fomento para aplicar bonificación para el transporte pesado en la AP-68

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha resaltado hoy "la estrecha colaboración y el trabajo en común entre el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Fomento" para avanzar en la mejora de las infraestructuras de comunicación y transporte en la comunidad autónoma.

Cuevas resalta el trabajo entre el Gobierno y Fomento para aplicar bonificación para el transporte pesado en la AP-68

En la reunión que ha mantenido hoy en Madrid con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, se ha analizado la situación del convenio de la nueva bonificación para el transporte pesado en la autopista AP-68 por el desvío obligatorio desde la carretera N-232 a su paso por La Rioja.

El Gobierno de La Rioja ha aprobado este acuerdo en fechas recientes y el Ministerio de Fomento ha completado un paso más, dando traslado del expediente a los Ministerios de Hacienda y Administración Pública, Interior y Presidencia con el fin de que se pueda firmar a la mayor brevedad posible.

OTROS PROYECTOS

En este encuentro también se han abordado otros proyectos para mejorar las comunicaciones por carretera y ferrocarril en La Rioja, recogidos en el protocolo firmado en mayo por el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

En primer lugar, se han analizado los proyectos relacionados con la mejora de la funcionalidad y la movilidad en la AP-68 y la N-232, entre los que figuran la ronda sur de Logroño, que está previsto licitar este año; la mitad del enlace pendiente en la salida 14 de la autopista hacia Lodosa y Pradejón; el desdoblamiento de la N-232 entre Calahorra y Alfaro hasta Navarra o la variante de El Villar de Arnedo.

El consejero de Fomento ha entregado el estudio para mejorar la funcionalidad y la capacidad de la AP-68 en La Rioja, promovido por el Ejecutivo regional. Asimismo, se ha abordado la continuidad de la autovía del Camino (A-12) hacia Burgos y la mejora de la seguridad vial en la N-111 con la remodelación del enlace en Lardero y otra actuación prevista en Torrecilla en Cameros.

Asimismo, se ha hecho especial hincapié en la necesidad de mejorar las comunicaciones en tren con la construcción del tramo Miranda de Ebro-Logroño-Castejón y la variante ferroviaria de Rincón de Soto con el fin de avanzar en la llegada de la alta velocidad a La Rioja.

MEJORAR LA SEGURIDAD EN LA N-232

El objetivo de la nueva bonificación en la AP-68 para el transporte pesado es aumentar la seguridad vial y reducir los accidentes de tráfico en la N-232 en La Rioja. El acuerdo contempla una bonificación del 75 por ciento en el precio del peaje para los vehículos pesados que estén obligados a circular por la autopista en el tramo comprendido entre Zambrana (Álava) y Tudela (Navarra), a lo largo de cerca de 150 kilómetros.

El Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Fomento sufragarán el 60 por ciento y el 40 por ciento, respectivamente, del coste de esta medida, estimado en un máximo de 1.356.000 euros al año. Gracias a esta iniciativa se calcula que cerca de 2.000 vehículos pesados dejarán de circular por la N-232 para hacerlo por la AP-68, con el consiguiente beneficio en términos de seguridad vial.

Esta nueva bonificación se suma a las que están en marcha y que se mantienen en vigor: gratuidad en el tramo entre Agoncillo y Cenicero; gratuidad en los recorridos ida y vuelta en el plazo de 24 horas (sólo para vehículos ligeros) y el descuento del 50 por ciento en los desplazamientos por La Rioja para todos los vehículos.

En conjunto, estas medidas suponen una inversión de 9 millones de euros al año, que atienden el Ministerio de Fomento y el Gobierno de La Rioja, para favorecer que más de tres millones de desplazamiento en La Rioja se hagan por la AP-68, en vez de por la N-232 La nueva medida elevará a más de 10 millones de euros la factura de estas bonificaciones.

Ahora en portada

Comentarios