Hay que hacerse dos preguntas antes de comprar

El truco del ahorro total para evitar las ofertas y las compras innecesarias

La bloguera Adriana Coines desvela el truco para ahorrar e invertir el dinero en algo que realmente tenga un impacto positivo en tu vida.

El truco del ahorro total lo puede aplicar cualquier persona.
El truco del ahorro total lo puede aplicar cualquier persona.
Canva.

Son muchos los métodos de ahorro que existen en la actualidad. El método de los sobres, el reto de los 365 días, el método japonés Kakebo... Todos ellos requieren de fuerza de voluntad y disciplina y esto no es fácil de cumplir. En este sentido, la bloguera Adriana Coines, autora del libro 'Minimalistamente: el poder transformador de lo simple', ha desvelado el que para ella es el truco de ahorro infalible.

Seguro que alguna vez en tu día has comparado precios en tiendas digitales o físicas, buscando la mejor oferta a la hora de comprar. Una vez elegido el producto más barato se puede tener la sensación de haber ahorrado un 20% o un 30%, pero no es el truco más efectivo para ahorrar dinero.

Con el fin de conseguir el ahorro total hay que descartar comprar cosas que realmente no necesitas. Pero, ¿cómo se puede saber si es bueno aplicar el truco del ahorro total a la hora de comprar algún producto?

Antes de desembolsar el dinero hay que tener en cuenta varios factores que desaconsejarán su compra:

  • Si no lo vas a utilizar: ocupa espacio y pierdes dinero.
  • Si ya tienes uno que sirve: si tu móvil funciona bien no hace falta comprarse el modelo nuevo.
  • Si no es perfecto: si el producto no cubre tus necesidades al completo no lo compres, ya que cuando encuentres el que sí lo haga también lo adquirirás.
  • Si no lo necesitas ahora: compra los productos cuando realmente los necesites.
  • Si lo compras por comprar: evita el placer de la compra. El placer por levarte algo a casa no es rentable.
  • Si lo compras por la oferta: te hacen sentir que ahorras dinero cuando en realidad te incitan a tener un gasto que no habías planeado.
  • Si es perjudicial: no lo compres si perjudica a tu salud o al medio ambiente.
  • Si es de mala calidad: el tiempo que te durará tras la compra será escaso.
  • Si no tienes tiempo: si no tienes tiempo para disfrutarlo no merece la pena comprarlo.
  • Si no tienes sitio: hay que tener espacio para guardarlo.

Invierte el dinero en algo que marque la diferencia

"La principal razón para no comprar algo es que puedas invertir ese dinero en algo que tenga un impacto positivo en tu vida", explica Adriana Coines en su canal de Youtube.

Se puede invertir ese dinero por ejemplo en experiencias (viajes, cenas con amigos), formación y conocimiento (curso) o salud (gimnasio, baños termales).

Para ello es clave hacerse estas dos preguntas antes de adquirir un producto: "¿Qué otra cosa podría hacer con este dinero?"; "¿Qué pasa si no compro esto ahora?".

Mostrar comentarios