Trucos para ahorrar

El truco de la botella de Coca-Cola con el que puedes ahorrar 1.000 € sin esfuerzo

Foto de archivo: dinero
Foto de archivo: dinero
Canva

Chantal Llamas es una mujer de 35 años afincada en Sydney, donde vive junto a su pareja y su hijo pequeño. Nada fuera de lo común... hasta que durante el último año varios medios financieros locales se pusieron en contacto con ella después de que compartiera en sus redes un truco que le permitió ahorrar casi 1.000 euros. Dinero que la familia utilizó para hacer un viaje a Hawai. 

La idea le llegó en una de sus clases. Chantal es profesora de educación financiera en diferentes escuelas secundarias. Sus lecciones van orientadas a que los jóvenes sean más conscientes de la responsabilidad del dinero, así como enseñarles formas inteligentes de ahorro.

"Después de contarles varios consejos para guardar dinero extra, les pregunté si tenían algún truco. Fue entonces, cuando un estudiante me habló sobre el desafío de la botella de Coca-Cola", explica Chantal a News.com

"No creía que llenar una botella de unos 600 ml pudiera darnos casi 1.000 euros o incluso algo cercano a esa cifra", reconocía la profesora. Aquel día al llegar a casa se lo comentó a su pareja, que fue quien dijo: "Bueno, intentémoslo. ¿Qué difícil puede ser?". 

Entonces decidieron poner en práctica ese truco de la botella. Consistía en ir llenando el frasco con monedas de uno o dos euros (al cambio). La idea era obtener tantas monedas como pudieran y que al final ese dinero no fuera a parar en otros gastos. 

"Nos volvimos muy inteligentes para ahorrar"

"Nos volvimos muy inteligentes para obtener cada vez más monedas", explica Chantal. Por ejemplo, dice que "mi marido cambió el café grande por uno más pequeño, por lo que siempre recibía cambio". 

Cuenta además que una de las cosas esenciales en este truco es la ambición. "Nos emocionábamos mucho cada vez que recibíamos o teníamos una moneda (que sabían que iría a parar a la botella). Cuanto más la llenábamos, más nos emocionábamos y más ganas teníamos de ahorrar para llenarla". 

Añade también la mujer residente en Sydney que "parece fácil, pero luego te das cuenta de lo pequeñas que son la monedas". Sin embargo, nueve meses después habían logrado ahorrar alrededor de 800 euros en monedas. 

Más tarde y con los ahorros de la botella, decidieron ir de viaje a Hawai, junto a su hijo de 2 años que voló de forma gratuita. "Fue sorprendente ver que habíamos ahorrado casi 1.000 euros sin darnos cuenta". 

"Sin duda, se lo recomendaría a mucha gente. Es una cosa fácil de hacer. Incluso si eres un ahorrador terrible o apenas tienes pocos ingresos. Realmente, no te pierdes nada por guardar una moneda", concluye. 

Mostrar comentarios