Oposiciones

¿Estás opositando? Varios trucos y reglas mnemotécnicas que te pueden ayudar

Convertir cifras en palabras o inventar historias son sistemas de métodos de estudio utilizados para recordar una secuencia de datos, nombres o fechas

Trucos y reglas mnemotécnicas para opositores
La forma más efectiva de memorizar es utilizar una técnica de visualización asociativa / Freepik

La mnemotecnia es un conjunto de estrategias que ayudan a memorizar ideas complejas de forma sencilla, y que consiguen que el estudio, cuando se trata de recordar una secuencia de datos, nombres, números o fechas o cualquier otra lista de conceptos, sea más efectivo.

Estas son algunas de esas técnicas mnemotécnicas que resultan muy útiles para las personas que están opositando:

Método de iniciales

Para recordar una lista de palabras, un truco efectivo es construir una palabra con la inicial de cada una de ellas, de tal manera que esa palabra haga recordar por qué letra empieza a cada palabra de la lista. Es un truco útil, por ejemplo, para aprender la tabla periódica.

Convertir cifras en palabras

Cuando se trata de recordar fechas que son difíciles de memorizar, es útil relacionar cada número con una letra y formar con ellas una palabra, ya que las palabras son más fáciles de imaginar y por lo tanto de recordar.

La técnica de la visualización asociativa

Consiste en crear imágenes que ayuden a recordar un contenido concreto, y una de sus formas es el llamado Palacio de la Memoria o método Loci: se trata de crear un lugar imaginario (que suele estar construido a partir de un lugar real que se conoce perfectamente) e introducir en del información y distribuirla por diferentes rincones o habitaciones. Este "palacio de la memoria" puede ser tan grande o con tantos elementos como el estudiante se proponga, y cuanto más grande sea o más cantidad de elementos incorpore, más información es posible incluir en él.

Inventar una historia

Las reglas mnemotécnicas suelen relacionar conceptos difíciles de memorizar con situaciones comunes o graciosas, como en el caso de la técnica de inventar una historia. Con este truco se busca relacionar los conceptos que se están estudiando con alguna historieta inventada basada en elementos cotidianos para el estudiante y que le resultará más fácil de recordar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios