Sábado, 17.08.2019 - 22:06 h
López Obrador pide "diálogo"

Trump impone aranceles de hasta el 25% a productos de México por la inmigración

El presidente de EEUU amenaza al país vecino con tasas iniciales del 5% que subirán de manera progresiva si no toma medidas para frenar a migrantes.

Un juez de California paraliza el plan de Donald Trump para levantar el muro con México
Trump impone aranceles de hasta el 25% a productos de México por la inmigración

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy aranceles del 5 % para todos los productos procedentes de México a partir del próximo 10 de junio, como represalia por la crisis migratoria en la frontera, y amenazó con elevarlos hasta el 25 % si el flujo no se detiene. El anuncio de Trump se produce cuando está pendiente de ratificación el nuevo tratado comercial negociado con México y Canadá, bautizado como T-MEC, en los Parlamentos de los tres países.

"El 10 de junio, Estados Unidos impondrá un arancel del 5 % a todos los productos que vienen a nuestro País desde México, hasta el momento en que los migrantes ilegales que vienen de México, y a nuestro País, PAREN", afirmó el magnate hecho presidente en su cuenta de Twitter.

El presidente Trump indicó que "el arancel aumentará gradualmente hasta que se remedie el problema de la inmigración ilegal, momento en que los aranceles serán eliminados". En un comunicado difundido por la Casa Blanca, Trump marcó un calendario para la subida gradual de los gravámenes si no cesa el flujo de migrantes irregulares desde México.

"Si la crisis (en la frontera) persiste, los aranceles subirán al 10 % el 1 de julio de 2019. De manera similar, si México todavía no ha tomado acciones para reducir drásticamente o eliminar el número de extranjeros ilegales que cruzan su territorio hacia Estados Unidos, los aranceles aumentarán al 15% el 1 de agosto de 2019, al 20% el 1 de septiembre y al 25% el 1 de octubre de 2019", dijo.

No obstante, Trump señaló que si la crisis de migración ilegal "es aliviada" con medidas efectivas por parte de México los aranceles serán eliminados. Además, matizó que los trabajadores que lleguen de forma legal a su país podrán entrar sin problema. "Si México fracasa a la hora de actuar, los aranceles permanecerán en el máximo nivel y las compañías (estadounidenses) localizadas en México pueden empezar a regresar a Estados Unidos para fabricar sus productos y bienes", auguró el mandatario.

En ese sentido, subrayó que las empresas que se "reubiquen" en EEUU no pagarán los aranceles ni se verán afectadas de ninguna manera. En el comunicado, el mandatario afirmó que está actuando de acuerdo con las prerrogativas que tiene desde que firmó en febrero pasado una emergencia nacional ante la situación en la frontera sur de su país.

Trump declaró la emergencia nacional para desviar fondos del Pentágono y del Tesoro para financiar un muro en la frontera con México, pero el viernes pasado un juez bloqueó temporalmente el desvío de ese dinero del Departamento de Defensa.

López Obrador pide diálogo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió hoy a Donald Trump profundizar en el diálogo para buscar alternativas al problema migratorio y evitar así confrontaciones, después de que el mandatario de EEUU anunciase nuevos aranceles como castigo por el continuo flujo de migrantes.

"Le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio", dice López Obrador en una carta a Trump, en la que le reitera que no quiere confrontación pero tampoco le falta valor, ya que, asevera, no es "cobarde ni timorato". En la misiva, divulgada por la Presidencia de México, López Obrador le asegura a Trump que su país "cumple su responsabilidad de evitar la migración" sin violentar los derechos humanos. En la carta, el presidente mexicano le manifiesta a Trump que los problemas sociales "no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas".

El presidente de México sostiene también no creer en la Ley del Talión, en el "diente por diente" ni el "ojo por ojo" porque todos "nos quedaríamos chimuelos o tuertos". Asimismo, le señala que los hombres de Estado y de Nación "estamos obligados a buscar soluciones pacíficas a las controversias y llevar a la práctica por siempre el bello ideal de la no-violencia".

En ese sentido, López Obrador solicita a Trump que si no tiene inconveniente instruya a sus funcionarios para que atiendan a los representantes de México que este viernes viajarán a Washington "para llegar a un acuerdo en beneficio de nuestras naciones".

López Obrador le recuerda que desde el inicio de su gobierno, el pasado 1 de diciembre, le propuso optar por la cooperación para el desarrollo y ayudar a los países centroamericanos con inversiones productivas para "resolver de fondo este penoso asunto". También indica a Trump que en poco tiempo los mexicanos ya no tendrán necesidad de irse a Estados Unidos y que su migración "será opcional y no forzosa" porque su gobierno combate la corrupción, el principal problema de México. México se convertirá en "una potencia con dimensión social" y los mexicanos podrán trabajar y ser felices donde nacieron, donde están sus familiares, sus costumbres y sus culturas, y no irse a Estados Unidos, señala.

López Obrador le recuerda a Trump asimismo que el presidente mexicano Benito Juárez mantuvo excelentes relaciones con el prócer estadounidense Abraham Lincon, y que Franklin D. Roosvelt "entendió las profundas razones" que llevaron al presidente Lázaro Cárdenas a decidir la expropiación petrolera en 1938.

López Obrador lanza a Trump la pregunta de cómo de la noche a la mañana el país de la fraternidad con los migrantes se puede convertir en un gueto, un espacio cerrado donde se estigmatiza, se maltrata, se persigue, se expulsa y se cancela el derecho a la justicia. "La Estatua de la Libertad no es un símbolo vacío", concluye.

Ahora en Portada 

Comentarios