Martes, 23.04.2019 - 04:50 h
No le impondrá aranceles

El Trump empresario sale a la luz y frena la guerra comercial con China (por ahora)

Fiel a su estilo negociador de amenazar y luego negociar, acuerda que China se convierta en un consumidor preferente de productos de EEUU.

Presidente Trump anuncia aranceles de 60.000 millones de dólares a China. Foto: JIM LO SCALZO | EFE
 Trump el día del anuncio de la imposición de aranceles a China, que ahora deja en suspenso. Foto: JIM LO SCALZO | EFE

El Trump empresario sale a la luz y su estilo negociador también. Primero golpea, amenaza, intimidad y luego negocia. Lo ha hecho con la UE, a la que aún no da un respiro, con Corea del Norte, con el partido republicano y ahora con China. Su gran enemigo durante la campaña, el 'culpable', del déficit comercial americano es, por el momento, un aliado.

Si ayer ya se hizo público que China se convertía en un consumidor al alza de productos americanos, hoy el  secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, confirmó hoy que su Gobierno ha "suspendido" temporalmente la imposición de aranceles a China mientras se ejecuta el acuerdo marco que ambas potencias anunciaron este sábado para reducir el déficit estadounidense respecto a Pekín. "Hemos acordado poner en suspenso los aranceles mientras ejecutamos el acuerdo marco" comercial, aseguró Mnuchin en declaraciones a la cadena de televisión Fox News. 

Mnuchin concretó que se refería a los aranceles por 150.000 millones de dólares a cientos de productos chinos que Trump había amenazado con imponer por temas de propiedad intelectual y para forzar a Pekín a equilibrar la balanza de pagos bilateral. "Estamos poniendo en suspenso la guerra comercial", dijo Mnuchin.

A los enemigos, eso sí, ni agua. Irán está en el punto de mira, la embajada americana a Jerusalén, y la UE, por el momento, relegada a un segundo plano porque dividida es menos rival.

Acuerdo marco

Estados Unidos y China anunciaron este sábado un acuerdo marco por el que el país asiático accedió a aumentar "significativamente" sus compras de bienes y servicios de Estados Unidos, con el objetivo de reducir el déficit comercial de 375.000 millones de dólares de Washington respecto a Pekín.

Sin embargo, después de más de dos días de negociaciones en Washington, el Gobierno estadounidense no logró convencer a China de que accediera a reducir ese déficit comercial en 200.000 millones de dólares hasta 2020, como querían los negociadores de Washington. Mnuchin minimizó hoy esa derrota y aseguró que se habían acordado "metas específicas" de reducción del déficit según cada industria, pero que no iban a hacerse públicas.

Aseguró que el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, visitará pronto China con una delegación para concretar los detalles del acuerdo por el que Pekín se compromete a aumentar sus compras de productos agrícolas y energéticos estadounidenses. "Hay compromisos muy fuertes en el tema de agricultura, esperamos ver un gran aumento, unos aumentos de entre el 35 y el 40 % en las compras de agricultura solamente este año", defendió Mnuchin.

"En el área energética, duplicaremos las compras de energía. Creo que podríamos ver 50.000 o 60.000 millones de dólares al año de compras energéticas durante los próximos 3 a 5 años. Estratégicamente, eso es muy importante para nosotros", recalcó.

El titular del Tesoro subrayó que el presidente estadounidense, Donald Trump, "siempre puede decidir volver a imponer los aranceles" si China no cumple sus compromisos bajo el acuerdo marco.

También aseguró que Estados Unidos no accedió a "ningún quid pro quo" en lo referente a la empresa china de telecomunicaciones ZTE, tras los intentos de China de que Washington levantara la sanción que le impide hacer negocios bajo jurisdicción estadounidense.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios