El Gobierno de Colau impide tramitar 33 proyectos de alojamientos turísticos por la moratoria

Sí han prosperado 74 proyectos, cuatro presentados durante la moratoria

El Gobierno de Colau impide tramitar 33 proyectos de alojamientos turísticos por la moratoria

El Ayuntamiento de Barcelona ha impedido tramitar 33 proyectos de alojamientos turísticos desde que impulso la moratoria hotelera en julio de 2015, mientras que otros 74 proyectos sí han prosperado.

De los proyectos que no se han tramitado, 17 se presentaron después de la suspensión, mientras que los otros 16 lo hicieron antes de la moratoria, aunque no tenían "ningún derecho adquirido", según han informado fuentes municipales a Europa Press.

En relación a los proyectos que han continuado, 51 de ellos contaban con licencia de obras o comunicados previos a la suspensión de julio de 2015; 19 son proyectos con derechos adquiridos, y cuatro más han cumplido con el documento de aprobación inicial a pesar de verse afectados por la suspensión.

De los 74 proyectos que han prosperado, 34 se instalarán en el distrito del Eixample; 18 en Ciutat Vella; nueve en Sant Martí; siete en Sants-Montjuïc; dos en Gràcia; dos en Les Corts, y dos en Sarrià-Sant Gervasi.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, ha asegurado que estos datos demuestran que la inercia que llevaba la ciudad conducía "cada vez más hacia el monocultivo turístico", y que ponía en riesgo la garantía del derecho a la Vivienda.

"La desregulación que había hasta ahora ofrecía barra libre a los promotores hoteleros y permitía que se impulsaran proyectos sin tener en cuenta la situación de extrema saturación a la que han llegado mucho barrios", ha explicado la concejal.

Sanz ha recordado que el 50% de las plazas turísticas se concentran en el 17% del territorio de la capital catalana, y que hay barrios en los que hay más población flotante que residente, como por ejemplo el Gòtic --con un ratio del 61,5%--, y la Dreta de l'Eixample, que es del 60,8%

PEUAT

Ha asegurado que el Plan Especial de Alojamientos Turísticos (Peuat) logrará resolver esta situación de desregulación: "Hemos protegido el centro de la ciudad, donde la presión es más notoria, y hemos permitido un crecimiento contenido y controlado en la periferia con el objetivo de equilibrar y regular de manera sostenible".

También ha insistido en que el Gobierno municipal trabaja para que no se vuelvan a cometer los errores que se han producido que el centro de la ciudad en los últimos años, y que, según ella, han provocado el crecimiento descontrolado de plazas y, en consecuencia, la expulsión de los vecinos.

Ahora en portada

Comentarios