El Transporte Urbano Comarcal registró en 2016 un incremento en el número de viajes del 4,31%

Durante el último ejercicio se recuperaron 9.675 toneladas de materia orgánica, un 51,62% más que en el año anterior

El Transporte Urbano Comarcal registró en 2016 un incremento en el número de viajes del 4,31%

El Transporte Urbano Comarcal registró el año pasado 35.529.448 viajes, según el balance provisional de dicho servicio, lo que supuso un incremento del 4,31% respecto a 2015. Se trata por tanto del segundo año consecutivo de crecimiento tras la tendencia decreciente registrada entre los años 2009 y 2014.

Por otra parte, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2016 un total de 142.296 toneladas de residuos, lo que supuso un aumento del 1,18% respecto a las 140.628 toneladas recogidas durante el año anterior. Este ligero incremento confirma el cambio de tendencia experimentado en 2014 y mantenido en 2015 tras los descensos sucesivos registrados desde 2009, ha informado la Mancomunidad en una nota.

Finalmente, la producción de agua fue de 30.236.789 metros cúbicos (956 l/s), una cifra muy similar a la de 2015 (sólo un 0,01% menos).

TRANSPORTE URBANO

En lo relativo al Transporte Urbano Comarcal, y según los datos provisionales pendientes de verificación, durante 2016 se alcanzaron 35.529.448 viajes, lo que significa un incremento de 1.468.865 respecto al año anterior (un 4,31% más).

En 2016 las líneas más utilizadas volvieron a ser la línea 4 (Barañáin - Villava) con 7.666.499 viajes y la línea 7 (Villava - Chantrea - Barañáin) con 3.358.618. También la línea 4 fue la que experimentó el mayor crecimiento en el número de viajes respecto al año anterior con una subida de 184.568, lo que supuso un incremento del 2,47%.

Asimismo registraron una importante subida la línea 7 (Villava - Chantrea - Barañáin) que sumó 173.662 viajes más, lo que supuso un incremento del 5,45% y la línea 16 (Aizoáin - Noáin - Beriáin) con 171.601 viajes más y un incremento del 6,69%.

El mayor descenso entre las líneas diurnas corresponde a la línea 22 (Yanguas y Miranda - Berriosuso), con un 34,36% de bajada (36.637 viajes menos). El motivo, según la Mancomunidad, es que dicha línea dejó de operar el 5 de septiembre del año pasado y su servicio fue asumido por la línea 16 (Aizoáin - Noáin - Beriáin), algo que ya ocurría durante los fines de semana y en verano.

Entre las líneas nocturnas la más utilizada fue un año más la N7 (Paseo de Sarasate - San Jorge - Chantrea) con 182.926 viajes y el mayor incremento porcentual lo experimentó la línea N9 (Paseo de Sarasate - Orkoien) con un aumento del 34,58%. El único descenso de las líneas nocturnas lo experimentó la N8 (Bajada de Labrit - Mutilva) con una bajada del 3,84%.

Porcentualmente, el transporte diurno sufrió un aumento en el número de viajes del 4,29% mientras que el incremento del nocturno fue del 5,23%.

Desde junio de 2015 el Transporte Urbano Comarcal cuenta con el Abono 30 DÍAS que permite realizar a un precio fijo tantos viajes como se deseen, cualquier día y a cualquier hora, durante un plazo de 30 días. Hay tres tipos de abonos temporales: el general, el destinado a menores de 26 años y el dirigido a familias numerosas.

Durante 2016 se recargaron 78.036 abonos 30 días del transporte urbano. De ellos, 33.298 fueron abonos generales, 35.177 abonos para jóvenes y 9.561 para familias numerosas.

Con dichos abonos se realizaron un total de 5.110.657 viajes: 2.549.726 en la categoría de abono 30 días general, 1.971.085 con abono 30 días joven y 589.846 con abono 30 días para familias numerosas. El uso de abonos ha supuesto un 14,38% de los viajes realizados.

Durante el año 2016 se emitieron 15.066 tarjetas personalizadas para abonos. De ellas, 2.510 corresponden a la modalidad Abono 30 días general, 4.595 al Abono 30 días joven y 7.961 al Abono 30 días para familias numerosas.

Cabe destacar que durante 2016 se emitieron 8.299 tarjetas con el perfil correspondiente a la tarifa social F, dirigida a personas en riesgo de exclusión social. Con cargo a dicho perfil se realizaron 2.677.956 viajes.

DATOS EN RESIDUOS

En cuanto a la recogida de residuos las cifras de 2016 confirman la tendencia ascendente iniciada en 2014. Así, se ha registrado un incremento del 1,18% en las toneladas recogidas respecto al año anterior.

En lo referente a la recuperación de residuos (material recogido que está en condiciones de ser reciclado) la mayor parte del incremento se debe a un aumento de la materia orgánica (5º contenedor y compostaje) que asciende a 9.675 toneladas, un 51,62% más que en el año anterior (6.381 t).

Cabe recordar que desde agosto hasta octubre de 2016 se llevó la implantación de la IV fase de la recogida selectiva de materia orgánica, dirigida a las 229 localidades con menor población de la Comarca (11.016 viviendas y 23.438 habitantes); a cada localidad incluida en esta fase se le ofreció el compostaje como forma de tratamiento de la materia orgánica, aunque en alguna de ellas se implantó también el quinto contenedor.

Otras fracciones que han experimentado una subida han sido el plástico, con 3.121 toneladas, que ha supuesto un incremento respecto a 2015 del 20,2%, la madera, de la que se han recuperado 3.622 toneladas -un 5% más que el año pasado- y el tetrabrik, con 662 toneladas -un 4,8% de incremento-.

Los mayores descensos se han registrado en el papel y cartón, con una bajada del 1,50% (16.182 t) y en la poda, con un descenso del 1,2% (5.513 t).

En el caso de la bajada en la recuperación de papel, como en años precedentes es atribuible a la subida del precio de dicho material y al aumento de sustracciones en contenedores. En cuanto al vidrio, se recogieron 8.467,61 t, un 2,78% más que el año anterior. Finalmente, se recuperaron 948 t de metales, lo que supuso un incremento del 1,4%.

En relación con el compostaje doméstico, como ya se ha comentado anteriormente, la implantación de la IV fase de la recogida selectiva de materia orgánica supuso la incorporación de nuevas familias que se han sumado a las que ya participaban a través de las campañas que lleva a cabo la MCP y que el año pasado alcanzaron su undécima convocatoria.

En conjunto, durante 2016 participaron en el compostaje doméstico un total de 3.065 familias que lograron producir 1.710 toneladas.

En el caso del compostaje comunitario, participaron 714 familias en 33 áreas de compostaje que obtuvieron una producción de 203 toneladas.

Finalmente, cabe señalar que 480 familias optaron por la autogestión de la materia orgánica mediante recursos propios, con una producción de 197 toneladas.

En conjunto, las 7.565 toneladas recuperadas mediante el quinto contenedor y las 2.110 del compostaje suman un total de 9.675 toneladas de materia orgánica recuperada.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios