Verano

Cinco destinos españoles para huir del calor

Combatir el calor y al mismo tiempo disfrutar de entornos con mucho encanto es posible en estos espacios naturales

Cinco destinos españoles para huir del calor
El rio Irati, en el Pirineo Navarro, fotografiado desde la terraza del restaurante Zaldu, ubicado en un antiguo molino.

Se encuentran escondidas entre montes, protegidas de las altas temperaturas por bosques, y su agua fresca es ideal para refrescarse cuando aprieta el calor durante el verano. Estas son algunas de las piscinas naturales que se pueden encontrar por distintos rincones de España y que permiten disfrutar sin sofocos de espacios con mucho encanto.

El Toll del Vidre, que significa poza de cristal, está rodeado por las montañas del Parque Natural de Els Ports. Esta poza que está situada en la localidad de Arnes, al sur de la provincia de Tarragona, es un pequeño oasis de agua dulce. Cuenta con una pequeña cascada y un entorno propio de alta montaña que ayuda a combatir el calor del verano.

Piscina natural de Beceite. Este municipio de la provincia de Teruel es el inicio y el final de El Parrizal, una ruta circular cuyo gran atractivo reside en las pasarelas de madera sobre hermosas pozas de aguas cristalinas y de color turquesa. Rodean por una cadena montañosa, las aguas frescas y limpias de la piscina natural de Beceite están preparadas para toda la familia.

Las piscinas naturales del Chorro de Navafría, en Segovia, suponen un gran alivio para combatir el calor estival de los madrileños. Están ubicadas en la Sierra de Guadarrama, entre un bosque de pinos por el que discurre el río Cega de fresquísimas aguas.

Pozas del río Chate. En la región de Sobrarbe, en Huesca, se ubican estas dos grandes pozas de aguas cristalinas. Separadas por una distancia de100 metros, están rodeadas de frondosos bosques que auguran unas aguas frescas.

El Pirineo Navarro está jalonado de pozas en ríos frescos que suponen un refugio natural ideal para combatir el calor del verano. Como la piscina fluvial de Uztárroz que se encuentra en el pueblo pirenaico de Uztárroz, en el valle de Roncal, y cuyas frescas aguas tienen en verano una temperatura entre 14 a 17ºC. Otra zona de refrescantes baños está en el término municipal de Ochagavía, una localidad que se ubica en un privilegiado entorno natural, en pleno valle de Salazar y junto a la famosa Selva de Iratí. El río Anduña forma cerca de la localidad una piscina fluvial de aguas frías y nítidas. También en la zona, entre los pueblos de Burguete y Espinal y a su paso por el Camping Urrobi, el río del mismo nombre ofrece una piscina natural en un paraje idílico para disfrutar de un refrescante baño.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios